Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La tasa de emancipación juvenil en España sube por encima del 16% por primera vez desde el año 2020

La tasa de emancipación juvenil en España sube por encima del 16% por primera vez desde el año 2020

 

  • La tasa de emancipación juvenil en España se sitúa en el 16,3%, pero sigue muy por debajo de los niveles previos a la crisis de 2008 y la crisis del COVID.
  • Para alquilar en solitario, una persona joven debería destinar el 93,9 % de su salario neto anual.
  • Las mujeres jóvenes se emancipan 6 puntos porcentuales más que los hombres jóvenes, pero se emancipan menos en solitario.
  •  

Madrid, 16 de enero de 2024 – El primer semestre de 2023 trajo, por fin, una pequeña mejora en la tasa de emancipación joven después de un 2022 en el que estuvo atascada. Además, fue el primer semestre en el que subió por encima del 16,0 % desde el primer semestre de 2020, como puede comprobarse en la presente edición del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España.

Tras un año 2022 en el que la tasa de emancipación se estancó en el 15,9 %, en el primer semestre de 2023 el porcentaje de personas jóvenes que vivían fuera del hogar familiar subió hasta el 16,3 %. Eso sí, aún quedaba por debajo de los porcentajes que existían antes de la crisis ocasionada por la pandemia de COVID-19 y muy lejos de los resultados anteriores a la Gran Recesión de 2008, cuando se superaba el 25,0 % de personas jóvenes emancipadas. Además, la tasa de emancipación seguía muy por debajo de la media de la Unión Europea, del 31,9 % en 20221.

Per què és gairebé impossible emancipar-se a Espanya?

El alquiler es la forma más común de emancipación de las personas jóvenes. Sin embargo, la subida de precios año tras año es superior a la de los salarios jóvenes. Cada vez es más difícil poder acceder a un alquiler que suponga, como mucho, el 30 % del salario mediano de una persona joven que la mayoría de los estudios señalan como el máximo aceptable.

El precio mediano del alquiler en el primer semestre de 2023 es el más alto desde que existen registros: 944 euros al mes. Esto supone el 93,9 % del salario mediano neto de una persona joven. Además, el precio se encareció un 9,3 % con respecto a un año antes y un 63,9 % con respecto al precio que tenían las viviendas de alquiler diez años atrás. Por su parte, las habitaciones se encarecieron un 7,1 % en un año.

El salario mediano joven subió un 5,0 % hasta alcanzar los 12.062,59 euros netos al año. Aún con este incre­mento, la fuerte subida de los precios causó que el poder adquisitivo de una persona joven trabajadora se redujera un 3,3 % en un año. Además, los ingresos de un hogar joven se habían reducido un 6,6 %.

Un año más, el mito de que las personas jóvenes no quieren trabajar se des­monta si atendemos a los datos de inactividad. Casi nueve de cada diez perso­nas que no trabajaban ni buscaban trabajo no lo hacían porque estaban estu­diando. La tasa de ninis, es decir, de las personas jóvenes que no buscaban trabajo estando disponibles para trabajar, era de tan solo el 1,9 % de la población inactiva. Además, la tasa de jóvenes “sisis”, quienes trabajaban y estudiaban a la vez, era del 34,0 % de la población ocupada.

A falta de que salga publicada la información de 2023, los últimos datos aler­tan de que la juventud es, en España, el segundo colectivo de edad con mayor riesgo de pobreza y exclusión social, tan solo superada por la infancia. En 2022, el 30,2 % de las personas jóvenes se encontraban en riesgo de pobreza o exclu­sión social. Además, una de cada cinco personas jóvenes con trabajo también se encontraba en esta situación, por lo que tener un empleo no era, para la juventud, garante de tener estabilidad económica.

En paraules d'Andrea González Henry, presidenta del Consell de la Joventut d'Espanya: "El Consell de la Joventut d'Espanya segueix alertant de la falta d'acció en política d'habitatge a Espanya i les conseqüències negatives que això ha provocat en la població general i, especialment, entre la joventut, que segueix veient com any rere any disminueix el percentatge d'emancipació per una pèrdua de poder adquisitiu, situació que se solapa amb la pujada ininterrompuda dels preus de lloguer i compra d'habitatge."

Segons paraules de Juan Antonio Báez, vicepresident i responsable de la comunicació del CJE: "Les polítiques de joventut en molts casos es converteixen en una fugida cap endavant que no entren a solucionar de manera estructural els problemes principals que preocupen la joventut, com són l'habitatge i l'ocupació, i que provoquen grans problemes de salut mental per a la població jove, la principal causa de mort del qual és el suïcidi."

 

Informe completo aquí

 

Per a més informació:   

Antonio Martínez Blanco   

Tècnic de Comunicació   

626 37 11 27 - amartinez@cje.org  

 

Anar al contingut