Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España demanda políticas específicas para erradicar la violencia contra las mujeres entre el colectivo joven

25 Noviembre. Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer
En 1999 la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con el objetivo de luchar contra las violencias machistas que suponen una violación inaceptable de los derechos humanos de gran parte de la población. Este año, el Consejo de la Juventud de España (CJE) quiere poner el foco en la población más joven que sufre las consecuencias de esta lacra social y, por tanto, aprovechar esta conmemoración para denunciar la ausencia de políticas públicas dirigidas a este colectivo, políticas imprescindibles para prevenir, detectar y frenar las relaciones de violencia. En este sentido, el CJE demanda una atención particular y específica al sector juvenil que, si bien comparte manifestaciones de violencia con el resto de la población, experimenta nuevas demostraciones como son, por ejemplo, las relacionadas con el uso de nuevas tecnologías y redes sociales.
A juicio del CJE, desde 2011 la inversión destinada a las políticas e instituciones de igualdad ha sufrido graves recortes, generando mayores índices de desigualdad de género. Un ejemplo de ello es la reducción en un 17% del Programa para la Prevención Integral de la Violencia de Género, a pesar de que la violencia machista sigue siendo un fenómeno patente y latente.

El Consejo de la Juventud de España ha mostrado en numerosas ocasiones su preocupación ya que existen datos estadísticos que confirman la alarma por la realidad de las parejas jóvenes. Aunque es cierto que, por una parte, triunfa un discurso que reniega de las expresiones más duras de la violencia machista, por otra, se extienden una serie de actitudes que legitiman conductas basadas en el dominio y el control cuyas consecuencias son nefastas para las mujeres más jóvenes. Así,  según datos del  Centro de Investigaciones Sociológicas de 2013, uno de cada tres jóvenes cree legítimo el control hacia sus parejas femeninas y, lo que es peor, lo consideran una forma de revelar la autenticidad del amor que da sentido a sus relaciones afectivas. Ante esta realidad, para el CJE, es urgente el impulso de políticas educativas  regidas por valores democráticos de respeto, autonomía y reconocimiento mutuo. Asimismo, la educación desde edades tempranas es sin duda la mejor vacuna para erradicar las violencias machistas y para extirpar un modelo de relación hombre-mujer que perpetúa la desigualdad y la injusticia.

Por último, el Consejo de la Juventud de España cree que es importante hablar de la violencia de género, en primer lugar, como un problema estructural que tiene su causa en el modelo de relaciones entre hombres y mujeres asimétrico y desigual; y en segundo lugar, un fenómeno que excede las relaciones de pareja y se traduce, en muchas ocasiones, en violencia sexual, acoso, trata y explotación.