Notas de prensa

Manifiesto "Date cuenta"

Date cuenta que la violencia sí tiene género
Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer desde el Consejo de la Juventud de España queremos poner el foco a varias de las caras con las que se manifiestan las violencias machistas, y lo hacemos con la campaña “Date cuenta”, donde ponemos especial atención a aquellas violencias que se normalizan en nuestro día a día y en las que las redes sociales e internet juega un rol importante.
El Consejo de la Juventud de España ha puesto en el foco a varias de las caras con las que se manifiestan las violencias machistas con la campaña “Date cuenta”, donde se ponía especial atención a aquellas que se normaliza en nuestro día a día y en las que las redes sociales e internet juega un rol importante.
Así, desde el CJE se denuncia la hipersexualización de los cuerpos de las mujeres en medios de comunicación y redes sociales, convirtiéndolas en objetos de reclamo contribuyendo así a su cosificación. Se da la paradoja de que, mientras se permite la hipersexualización de las niñas desde pequeñas, redes sociales como Instagram censuran pezones femeninos, cuando es evidente con este hecho que no existe una preocupación por la protección de la infancia, pero sí una doble moral respecto a qué pueden enseñar las mujeres. Así mismo, destacamos el rol que juegan estas dinámicas, que perpetúan una imagen irreal e inalcanzable de las mujeres, que terminan ocasionando un aumento de nuestro sufrimiento, como apuntan diferentes estudios: “la influencia negativa de la sexualización en la autoestima puede
llevar a trastornos de alimentación de base psíquica”. A consecuencia de esto, se han disparado los Trastornos de la Conducta Alimentaria que ha llegado a crecer un 30% y afecta hasta niñas de 9 años.
Otras de las violencias machistas que señalamos son el consumo masivo de pornografía. Nos resulta alarmante que “siete de cada 10 adolescentes consumen pornografía, a la que acceden por primera vez a los 12 años”. A esto hay que sumar la ausencia de educación afectivo sexual en el
itinerario educativo. Esto lleva a que el porno sea un patrón formativo para los hombres que luego replican en sus relaciones, además el porno contribuye a la erotización de la violencia contra las mujeres.
Debemos señalar que los patrones machistas que pueden conducir a violencia se están trasladando también a la esfera de las redes sociales, que facilitan las situaciones de dominación, así según revelan estudios recientes “el 25% de las chicas asegura que su novio o su exnovio la controla a través del móvil y el 23,2% reconoce que su pareja ha tratado de aislarla de sus amistades”.
El Consejo de la Juventud de España hace una llamada a las administraciones y al conjunto de la sociedad a ampliar la mirada respecto a las violencias machistas, a incluir en las reformas de la normativa que están en proceso, estos y otros ámbitos en los que está presente, con el objetivo de prevenir mediante la educación en igualdad, pero también de detectarla a tiempo y poder evitar situaciones de violencia extrema, y en último caso asesinatos.
El CJE recuerda que son más de 1.118 las mujeres asesinadas en este país desde 2003 por violencias machistas, y por eso alerta del peligro que suponen los discursos que niegan la existencia de la violencia de género y recuerda que acabar con esta lacra es una tarea de toda la sociedad.
¡Date cuenta que la violencia sí tiene género!