Notas de prensa

Las entidades juveniles denuncian los abusos existentes en las becas y apoyan la convocatoria de la Huelga Mundial de Becarios para el lunes 20 de febrero

Huelga Mundial de Becarios
Según datos de la OCDE, España se sitúa a la cabeza de la Unión Europea donde más jóvenes realizan prácticas una vez finalizados sus estudios y donde los becarios están peor pagados, de hecho, un 70% asegura que la retribución que recibe es “totalmente insuficiente para cubrir el coste de la vida”. Estos son algunos de los datos que han llevado al Consejo de la Juventud de España (CJE) y a diversas entidades juveniles como Jóvenes CCOO, UGT Juventud, CANAE o FAEST a apoyar la Huelga Mundial de Becarios del lunes 20 de febrero, convocada por la Coalición Mundial de Becarios, en la que participarán jóvenes, asociaciones, plataformas, movimientos estudiantiles y sindicatos de todo el mundo para decir NO al uso discriminatorio y abusivo de las prácticas no remuneradas y para exigir un marco legal de calidad en esta materia.
Así, estas entidades han mostrado su apoyo a la convocatoria a través de una carta, que se remitirá a los gobiernos, instituciones internacionales y organizaciones empresariales frente a unas prácticas no laborales que se han convertido en “un inmenso contenedor de abusos, fraude y explotación, no solo de estudiantes sino de quienes por su formación o por su desempeño profesional deberían contar con un contrato de trabajo”.

En esta jornada se denuncia la explotación empresarial que se aprovecha de esta situación para sustituir puestos de trabajo fijos por estudiantes o trabajadores sin ningún tipo de derechos laborales, sin que exista una tutorización o formación real, y con contraprestaciones económicas insuficientes que excluyen a las personas jóvenes, especialmente a las que disponen de menos recursos económicos. Además, se advierte que estas fórmulas de prestación de servicios abusivas, se están perpetuando como casi el único modelo de transición al empleo para la juventud, debiendo estos pasar por un periodo de precariedad y explotación en muchos casos normalizada y aceptada por la ciudadanía. Por añadidura, los sucesivos gobiernos han desatendido su obligación de proteger los derechos de las personas jóvenes, por lo que las entidades firmantes exigen para las prácticas curriculares un “marco legal que garantice su calidad, su carácter formativo y la existencia de una contraprestación económica suficiente”.

Además, las entidades  firmantes consideran vergonzoso que se beneficien las empresas, e incluso las propias administraciones públicas que deberían hacer gala de un comportamiento ejemplar, del uso de prácticas extracurriculares cuando ya existen otras modalidades contractuales dirigidas precisamente a facilitar la transición al mundo laboral. Incluso siendo este fin plenamente desvirtuado cuando la adquisición de competencias de la persona joven es más acelerada que la propia duración de la beca, terminando, en muchos casos, por desarrollar funciones y asumiendo responsabilidades propias de cualquier otro/a trabajador/a de su empresa. Por tanto, los convocantes exigen la “laboralización de las prácticas extacurriculares, es decir, la conversión en  contratos de trabajo, ya sean en prácticas o para la formación y el aprendizaje”. De no aplicarse esta medida, se está expulsando a la juventud trabajadora fuera del Estatuto de los Trabajadores, del Derecho del Trabajo, afectando a elementos básicos del Estado de Derecho, convirtiendo a las personas jóvenes en ciudadanía de segunda, mano de obra desprovista de cualquier derecho laboral y con una clara limitación de derechos formativos, contribuyendo a que nuestra generación esté condenada a seguir siendo el colectivo con mayor riesgo de pobreza o exclusión social.

En definitiva, esta jornada internacional pretende ser una protesta masiva contra el abuso, el fraude y la explotación de millones de jóvenes en todo el mundo y, al mismo tiempo, un llamamiento a los poderes públicos, a los partidos políticos y al conjunto de la sociedad civil para que se acabe de forma urgente con esta situación inaceptable.


APOYAN EL MANIFIESTO:

Consejo de la Juventud de España (CJE)
Jóvenes CCOO - Secretaría Confederal de Juventud de CCOO
UGT Juventud
Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas del Estado español (FAEST)
Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE)