Notas de prensa

La Juventud padece una ola de calor permanente desde que comenzó la crisis económica

12 de agosto: Día Internacional de la Juventud
Porcentajes como el de las tasas de desempleo, emigración o pobreza juvenil no han cesado de aumentar y situarse “al rojo vivo” en un termómetro que alcanza niveles asfixiantes desde hace varios años
“Llega el 12 de agosto, y como cada año, celebramos el día internacional de la Juventud. Aprovechamos nuestro día para denunciar que hay olas de calor que no pasan. El ambiente irrespirable que afecta a las personas jóvenes dura ya demasiado tiempo, casi una década”, afirma Héctor Saz, presidente del Consejo de la Juventud de España (CJE).

El dato más preocupante sigue siendo el del paro juvenil, el 49,22% de las personas jóvenes de 16 a 24 años se encuentran desempleadas (según la EPA), o lo que es lo mismo, casi la mitad del colectivo joven en España no cuenta con una oportunidad para desarrollarse profesional y personalmente.

“Un proyecto de vida autónomo comienza con la emancipación, y ello sin un trabajo se hace inviable. La situación en España conlleva que sólo 2 de cada 10 personas jóvenes estén emancipadas de casa de sus padres y madres actualmente. Sin un hogar propio en el que establecerse es complicado formar una familia” remarca Héctor Saz. La tasa de fertilidad en España es de las más bajas de Europa y continúa su descenso, (la media es de 1,3 hijos frente al 1,6 de la media europea). Esta situación afecta directamente a la sostenibilidad futura del sistema de pensiones.

Este ambiente gris, propio de un fuerte temporal de verano, repleto de nubarrones que impiden ver con claridad un futuro, fuerza a miles de personas jóvenes a buscar una esperanza en otros países, más de 200.000 personas han emigrado desde que comenzó la crisis.

Hace unos meses el CJE publicó el informe “Juventud Necesaria” en un intento de mirar al futuro, conocer cuáles serán las consecuencias económicas y sociales dentro de 10 años esta ola de calor permanente que afecta a las persona jóvenes a día de hoy permaneciera igual. Los resultados realmente son alarmantes, si el volumen de personas jóvenes que emigran continua inalterable en la próxima década supondrá un coste a todos los españoles de 57.000 millones de euros. Esta cantidad equivale a más del doble de todo lo que el Gobierno ha destinado a Empleo y Seguridad Social durante el año 2015, (22.421 millones de euros).

Todo lo mencionado anteriormente explica en gran medida que el 36,8% de las mujeres y el 36% de los hombres jóvenes entre 16 y 29 años están en riesgo de pobreza y/o exclusión social, (en el año 2013, según datos del INE y su Encuesta de Condiciones de Vida),  siendo el colectivo con un mayor aumento de este porcentaje en los últimos años (un 14,8% desde 2009 para los hombres y un 10,8% para las mujeres).

“Es importante hacer una llamada de atención acerca de los altos niveles de pobreza juvenil existentes en España. Los datos sobre empleo de los últimos meses parecen positivos y nos alegramos de que se cree empleo pero no de que se haga en gran parte bajo la sombra de la precariedad, temporalidad, parcialidad o bajos salarios, apelativos que van ligados a la juventud. Las olas de calor son importantes, se habla mucho de este fenómeno en verano, pero la juventud no solo es importante sino necesaria para toda sociedad y se encuentra inmersa en una ola de calor asfixiante permanente desde hace ya varios años sobre la que hay que adoptar medidas urgentes”, señala Héctor Saz.