Notas de prensa

El Grupo Popular en el Congreso veta la comparecencia del Consejo de la Juventud en el trámite de la ley que regula su cierre

El Consejo de la Juventud no podra explicar su parecer a los Grupos Parlamentarios en el Congreso
Vetada la comparecencia del CJE
El Gobierno y ahora el Grupo Parlamentario Popular han decidido no escuchar ni dejar hablar a la plataforma juvenil más importante de nuestro país. El Grupo Popular vetó ayer la comparecencia de Ricardo Ibarra, presidente del Consejo de la Juventud de España (CJE), a propuesta del Grupo parlamentario socialista, apoyada por UPyD, de abrir el texto a una ronda de comparecencias de representantes de los organismos afectados. Todo ello en el marco del trámite del proyecto de ley de Racionalización del Sector Público que regula la supresión del CJE.

El Grupo Parlamentario del partido en el Gobierno sigue la estela iniciada por el propio Ejecutivo cuando el año pasado anunció su voluntad de cerrar el CJE y silenciar así la voz de las personas jóvenes en España al suprimir un organismo público que representa los derechos e intereses del colectivo joven por mandato constitucional.

El presidente del CJE, Ricardo Ibarra, ha manifestado su perplejidad ante esta decisión y declara que lamenta profundamente el talante del Grupo Parlamentario Popular de no permitir que pueda exponer libremente su posición en un proceso que  afecta directamente al colectivo joven y que mermará sus derechos en un contexto de crisis que les castiga duramente.

En palabras de Ricardo Ibarra, “desde el Gobierno se mira a Europa, ahora en elecciones, ondeando la bandera del empleo joven y curiosamente mientras tanto ni se permite hablar a la plataforma que represente a esos mismos jóvenes para los que se dice trabajar desde el Ejecutivo, y que tanto se mencionan en este periodo electoral”

El presidente del CJE se pregunta igualmente “cuál es el temor del Gobierno al no permitir que los afectados por su reforma puedan defender su postura y colaborar así de forma conjunta en una verdadera restructuración de la administración consensuada entre todos los agentes implicados”.

Desde el anuncio del cierre del CJE, este organismo viene denunciando el grave error de su supresión, máxime cuando se han aducido razones que se consideran totalmente falsas como la de duplicidad de funciones con el Instituto de la Juventud o la cantidad ofrecida del ahorro presupuestario que supondría suprimir el CJE.

Más allá de la gravedad de los argumentos esgrimidos para cerrar un organismo público, el CJE añade que se trata de un grave error porque dejar inactiva a la participación juvenil supondría que España pierda su voz en Europa, al ver revocado su status en espacios de representación tan importantes como el Foro Europeo de la Juventud. “El empleo juvenil es uno de los objetivos de la Unión Europea asumido por el Gobierno de España, nos pedirán el voto ahora en estas elecciones europeas pero nos dejan sin voz para defender nuestra situación en Europa al recortar y bloquear la participación juvenil”, concluye Ricardo Ibarra, presidente del CJE.