Notas de prensa

El Consejo de la Juventud rechaza la retirada parcial de la ayuda de 400 euros a parados que vivan con sus padres

Debe garantizarse una renta mínima a todas las personas desempleadas, así como los planes de formación precisos para facilitar la búsqueda de empleo
El Consejo de la Juventud de España (CJE) considera absolutamente rechazables las nuevas condiciones impuestas por el Gobierno para poder acogerse al Plan PREPARA, que hasta ahora contemplaba una ayuda de 400 euros a los parados de larga duración que hubiesen agotado el resto de prestaciones y subsidios a cambio de que acudieran a cursos de recualificación profesional.
El Ejecutivo excluirá de este Plan a quienes vivan en casa de los padres y dispongan de un mínimo ‘colchón familiar’, aunque carezcan de cualquier otro recurso. Concretamente, se sumarán los ingresos de la unidad familiar y se dividirán entre todos sus miembros; si cada uno de ellos toca a 481 euros mensuales o más, el aspirante quedará fuera del Plan PREPARA.
 
El CJE –como organismo que representa al conjunto de la juventud- exige que se garantice una renta mínima a todas las personas desempleadas, “independientemente de que su ‘colchón familiar’ sea suficiente para alimentarse y tener un techo donde cobijarse, máxime cuando vivir con los padres en gran parte de los casos se debe a que la persona se ha visto obligada a volver al hogar familiar por su estado de necesidad o a que sencillamente nunca pudo emanciparse”, afirmó Javier Pueyo, vicepresidente del CJE y responsable de su Comisión Especializada Socioeconómica. “La medida de exclusión aprobada por el Gobierno afectará mayoritariamente a la juventud, y lo hará de forma muy negativa”, aclaró.
 
Al margen de la exclusión económica, al CJE le parece cuestionable que se obligue al parado a “acreditar” que ha estado buscando activamente empleo durante al menos 30 días y a aceptar cualquier “oferta adecuada” que le sea propuesta por agencias privadas de colocación, y no sólo por los Servicios Públicos de Empleo, “como si el problema tuviese que ver con que los parados no quieren trabajar y no con que no hay empleo”, añadió Pueyo.
 
‘DESAHUCIO EXPRÉS’
 
El Consejo de la Juventud de España, que también reclama un plan urgente de empleo juvenil consensuado con los agentes sociales y con el propio CJE, así como itinerarios de formación para todas las personas desempleadas que lo requieran y el refuerzo de los Servicios Públicos de Empleo para garantizar su orientación y colocación, recuerda que este recorte a los parados se produce cuando cuatro de cada diez menores de 30 años se encuentran en situación de desempleo (más del 53% en el caso de jóvenes menores de 25).
 
En este sentido, el CJE tampoco considera adecuada otra de las medidas aprobadas el viernes: el ‘desahucio exprés’  que permite el desalojo inmediato con 10 días de retraso en el pago del alquiler. Mientras se suprime la Renta Básica de Emancipación y se baten récords de desahucios, que afectan directamente a la infancia y a la juventud, el CJE sostiene que impulsar una iniciativa que los facilita aún más puede agudizar la gravísima situación de muchas personas. Por ello, el CJE sigue solicitando a los distintos gobiernos que fomenten la cultura del alquiler –principalmente a través del desarrollo de parques públicos de vivienda accesible en régimen de alquiler- y garanticen la seguridad, la protección y la estabilidad tanto de los arrendadores como de los arrendatarios, sin dejar en ningún caso en situación de vulnerabilidad a los inquilinos.