Notas de prensa

El Consejo de la Juventud demanda que se preste atención a la salud mental del colectivo joven azotado por la crisis económica y presionado por las adversas condiciones de vida

Día Mundial de la Salud
La depresión ha sido la temática elegida por la OMS (Organización Mundial de la Salud) para reivindicar este año 2017 el Día Mundial de la Salud. Y, por ello, el Consejo de la Juventud de España (CJE) quiere, en primer lugar, destacar la falta de conocimiento y de datos oficiales en nuestro país sobre salud mental; en segundo lugar, resaltar la especial susceptibilidad del colectivo joven ante este tipo de enfermedades; y, por último, reclamar una nueva Estrategia Nacional de Salud Mental que actualice el análisis de la situación y las propuestas de actuación.
La juventud es especialmente sensible al impacto de los cambios sociales ya que éstos afectan directamente al desarrollo de su vida y autonomía. Hablar de depresión en jóvenes, es hablar de tristeza, de desánimo, de pérdida de autoestima y es hablar de suicidio que, según datos de la propia OMS, es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años, siendo en España la primera causa de muerte no natural en España al superar incluso a los accidentes de tráfico. Según reivindican los responsables del Área Salud del CJE, José Ignacio Martín y Carla Millán, “es imprescindible prestar atención a la salud mental de este sector de la población que ha sido azotado por la crisis económica y que ve imposible desarrollar un proyecto de vida propio e independiente. Y por tanto, reclamamos medidas para asegurar el bienestar y la salud mental de la juventud, ayudándola a mejorar su capacidad de adaptación a circunstancias adversas, a trabajar la confianza en sí mismos y a reducir la presión a la que la complicada situación la tiene sometida”.

Conocer el estado de salud es estudiar los diferentes determinantes relacionados con la biología de la persona pero también con el medio en el que vive, con el sistema sanitario, con los estilos de vida y con las circunstancias vitales que la rodean. Así, para el CJE,  una política de salud adecuada debe contemplar el concepto de salud en todas sus dimensiones, no solo como ausencia de enfermedad, sino como un estado completo de bienestar físico, psicológico y social, incluyendo la prevención como herramienta.

Por tanto, teniendo en cuenta la consideración de la salud con un enfoque global y la vulnerabilidad del colectivo joven, el Consejo de la Juventud reclama un sistema público dotado de medios y de personal suficientes para la detección y tratamiento de la depresión, así como una nueva Estrategia Nacional de Salud Mental que analice de forma transversal y global la situación en nuestro país en materia de salud mental, que recoja las recomendaciones internacionales, que unifique la estrategia de las diferentes Comunidades Autónomas para que la ciudadanía no sufra diferencias en materia de atención sanitaria y que consiga poner la salud mental como una prioridad real en el sistema sanitario de nuestro país, ya que la última que se realizó data del periodo 2009-2013, tiempo en el que la situación social ha variado notablemente.