Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España recuerda al Gobierno en funciones que la precariedad sigue siendo la característica fundamental del empleo juvenil

EPA 3º TRIMESTRE DE 2016
Una tasa de desempleo juvenil del 41,94% entre los menores de 25, una tasa de temporalidad del 59,1% entre los menores de 30 y una caída en el conjunto de la población activa de más de 27.000 personas. Estos son algunos de los datos de la EPA del tercer trimestre del año que, según del Consejo de la Juventud de España (CJE), el gobierno en funciones pretende esconder tras la bajada del paro en nuestro país. Así, el CJE pide la derogación urgente de las dos últimas reformas laborales y la subida del Salario Mínimo Interprofesional para avanzar hacia un empleo digno, de calidad y con derechos. En palabras de Víctor Reloba, vicepresidente y responsable del Área Socioeconómica del CJE, “el descenso del paro es una espejismo estadístico que encubre la difícil realidad de la juventud española a la que le están robando el futuro con el racionamiento del empleo, la precariedad y la pobreza”.
En este sentido, el Consejo de la Juventud de España denuncia que se intente pasar por alto que no asistimos a un crecimiento de empleo sino, en primer lugar, a una fragmentación del mismo en contratos temporales y parciales; y por otro, a la caída del número de personas jóvenes activas, bien porque se han visto obligadas a emigrar o porque han pasado a formar parte de la población inactiva, en la mayoría de los casos al tener que retomar los estudios ante la imposibilidad de encontrar un empleo o fruto del desánimo. Para el Consejo de la Juventud de España los datos hechos públicos hoy profundizan en las principales características de nuestro mercado laboral en los últimos años, sobre todo si hablamos de la población joven, y especialmente las mujeres: precariedad, subocupación y temporalidad. El colectivo joven ha sido el que ha sufrido casi la totalidad de la destrucción del empleo, y ahora bate el récord de la tasa de temporalidad. Por ello, Reloba reclama “un giro en las políticas públicas empezando por una mejor aplicación del Programa Nacional de Garantía Juvenil, que solo ha llegado a una de cada diez personas potencialmente beneficiarias”.

Así mismo, el CJE recuerda que la población joven ha pasado de ser el 22,5% de la población ocupada en el tercer trimestre de 2008 a ser sólo el 13,7% del total en esta edición de la EPA. Esto supone que se está expulsando a la juventud del trabajo, y por tanto, del acceso a derechos, como acredita que “un 38,2% de la población joven se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social”. Reloba lamenta que “una sociedad que expulsa a la cuneta a sus jóvenes está expulsando su presente y su futuro”.

Imagen: Víctor Reloba, vicepresidente y responsable del Área Socioeconómica del CJE