Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España participa en la Conferencia sobre Empleo Juvenil y Trabajo Decente de la OIT

Las conclusiones acordadas en este foro han sido consensuadas entre los sindicatos Comisiones Obreras, UGT y la patronal CEOE, y se presentarán en la Conferencia Internacional de la OIT que tendrá lugar en el mes de junio en Ginebra.
La necesidad de impulsar la cualificación profesional y la experiencia laboral de la juventud española, de generar políticas activas de empleo juvenil adecuadas y eficaces, así como de facilitar la realización de prácticas no laborales apropiadas son algunas de las conclusiones de la Conferencia Nacional sobre Empleo Juvenil y Trabajo Decente celebrada por la Oficina en España de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Madrid, y en la que ha participado el Consejo de la Juventud de España (CJE).
La preocupación por el alto grado de desempleo juvenil en España, que alcanza el 50% entre los menores de 24 años, y supera el doble de la media de los 27 países de la Unión Europea,  ha motivado la celebración de esta Conferencia, en la que también han participado los sindicatos Comisiones Obreras y UGT, la patronal CEOE, entre otras entidades. En opinión de Ricardo Ibarra, presidente del Consejo de la Juventud de España, “la crisis económica no es la única causante del elevado paro juvenil, sino que la dramática situación que vivimos las y los jóvenes españoles se deriva también de los profundos problemas estructurales que arrastra nuestro país”. Para superar esta situación, considera “vital” adoptar medidas eficaces que consigan “reducir el paro juvenil y que promuevan empleos de calidad”, ha añadido Ibarra.
 
Para conseguir estos objetivos, los sindicatos y la patronal han consensuado una serie de propuestas, entre las que destacan, apoyar a las Pequeñas y Medianas Empresas para que puedan contribuir a la creación de empleo juvenil de calidad e impulsar la promoción del autoempleo entre la juventud. También subrayan la necesidad de contar con una financiación que permita poner en marcha acciones que reduzcan la precariedad laboral juvenil, generen trabajo académicamente más cualificado y propicien un mercado laboral más competitivo con mejores condiciones laborales. Entre las conclusiones de la Conferencia Nacional sobre Empleo Juvenil y Trabajo Decente se platea, asimismo, fomentar que las prácticas no laborales sean un complemento práctico al conocimiento técnico y teórico que permitan un mayor acercamiento de la juventud a la empresa, el desarrollo de competencias y habilidades profesionales que alienten una formación de calidad con vistas a su inserción definitiva en el mercado de trabajo.
 
Las conclusiones de la Conferencia sugieren, entre otros aspectos, integrar estrategias y metodologías de educación no formal dentro del currículo formativo de los sistemas educativos, potenciar los nuevos yacimientos de empleo como vía a desarrollar un tejido productivo de mayor calidad y desarrollar una ley especial de empleo para jóvenes con discapacidad que garantice la igualdad de oportunidades. La OIT está realizando Conferencias como ésta en todos los países donde cuenta con oficina, reuniendo representantes de los gobiernos, los sindicatos, la patronal y la sociedad civil organizada para conseguir, entre todos, diseñar políticas acordes con la realidad que permitan reducir las cifras de desempleo juvenil creando puestos de trabajo de calidad.