Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España exige al Gobierno medidas urgentes contra la violencia de género

18 de agosto de 2015. Ante la oleada de asesinatos y agresiones machistas a mujeres que estamos viviendo en el Estado español, el Consejo de la Juventud de España (CJE) considera urgente que el Gobierno coloque en el centro de su agenda lo que es un problema de Estado porque afecta a mas más del 50% de la población, las mujeres, que viven bajo la amenaza de ser víctimas de una violencia que nace de la idea patriarcal del control masculino que subordina las mujeres a los hombres, una situación  incompatible con los valores sobre los que se sustenta una democracia madura. 
El Consejo de la Juventud de España cree que el estudio La inhibición a denunciar de las víctimas de violencia de género, que acaba de publicar la Delegación del Gobierno, expone teorías acerca de esta lacra que, lejos de incidir en sus factores estructurales o sistémicos, recurren a explicaciones individualistas e intrapersonales que, a juicio del CJE, pueden resultar contraproducentes ya que son susceptibles de colocar el foco en las mujeres más que en los aspectos socioculturales y económicos que generan las condiciones socioeconómicas en las que da la violencia machista. El CJE también echa de menos que este estudio cuestione los motivos que llevan a las mujeres a no denunciar, puesto que uno de ellos podría ser la ausencia de recursos sociales y económicos que, de existir, podrían dotar de mayor autonomía a las mujeres y, por tanto, ayudarles a dar el paso de abandonar una situación de maltrato. 

Situar la responsabilidad en las mujeres víctimas supone, según el Consejo de la Juventud de España, un despiste ante otra situación: la sucesión de recortes que han sufrido los servicios y recursos contra la violencia de género en los Presupuestos Generales del Estado de los últimos años -como incluso ha reconocido el Observatorio contra la Violencia de Género, dependiente del Consejo General del Poder Judicial- y también de los servicios sociales en general, imprescindibles para reforzar la independencia de las mujeres, por ejemplo, ante el cuidado de los y las menores, asunto que se plantea problemático para romper con una pareja violenta.

El Consejo de la Juventud de España subraya que las instituciones deben garantizar la protección de las personas y colectivos más vulnerables a sufrir ciertas situaciones de injusticia y, basta con mirar las cifras de mujeres asesinadas, para comprobar que este deber se está incumpliendo de forma constante. En este sentido, el CJE recuerda que el informe CEDAW señala una falta de un compromiso real del Gobierno español en la lucha contra la violencia hacia las mujeres y se suma a la demanda realizada por diversas entidades, como Amnistía Internacional, pidiendo que los servicios y la atención a las mujeres supervivientes de la violencia de género no dependa de la denuncia con el fin de que las mujeres que necesiten determinados recursos puedan acceder a los mismos sin haber denunciado, en la medida en que este requisito puede suponer mayores barreras para salir de una situación de violencia machista.