Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España denuncia que gran parte de las y los jóvenes residentes en el extranjero no podrá votar el 20D

Madrid, 8 de diciembre de 2015. Según datos del Censo Electoral de los Residentes Ausentes (CERA), poco más del 7% de las personas de nacionalidad española que residen en el extranjero conseguirá votar en las elecciones generales del próximo 20 de diciembre. En concreto, de los 1.875.272 electores censados en el extranjero, sólo 142.619 han conseguido completar el costoso proceso de petición de voto, lo que representa el 7,6%.
Ésta es la situación que quiere denunciar el Consejo de la Juventud de España (CJE) al considerar que es una vulneración del derecho al voto y una limitación de la participación de parte del electorado, en la que se encuentran muchos de jóvenes obligados a emigrar dadas las precarias condiciones de vida en nuestro país.

La dificultad para votar desde el extranjero arranca de la reforma de la Ley Electoral de 2011 que obliga a pedir el voto en cada convocatoria electoral  y a realizar desplazamientos largos y costosos hasta la embajada en el país, además de la falta de información, de los problemas de funcionamiento del portal web y de los servicios de correos extranjeros. De hecho, los datos de participación no dejan lugar a dudas, confirmando la tendencia a la baja del ejercicio de este derecho. En el año 2000 la participación de residentes ausentes fue del 22,96%, en el 2004 del 27,36%, en 2008 del 31,74%, en 2011 del 4,95% y en 2015, los datos provisionales hablan de una participación del 7,6%.

A juicio del Consejo de la Juventud de España, “en la época que más electores residen en el extranjero, especialmente jóvenes que han tenido que abandonar nuestro país por la falta de expectativas, resulta inexplicable la cantidad de trabas y dificultades, muchas veces con un coste económico inasumible, que tienen que superar todas aquellas personas convencidas de que la participación democrática a través del voto es un derecho irrenunciable que debería estar, no ya promocionado, sino garantizado por las administraciones públicas”.