Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España denuncia la exclusión de las mujeres lesbianas de los tratamientos de reproducción asistida

26 de abril de 2015: Día de la Visibilidad Lésbica 
#SoyLesbiana
24 de abril de 2015. Con motivo de la celebración del Día de la Visibilidad Lésbica, el Consejo de la Juventud de España (CJE) quiere denunciar la exclusión de las mujeres lesbianas de los tratamientos de reproducción asistida de la cartera sanitaria de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud del Estado español porque convierte la  maternidad en un privilegio al que solo pueden acceder aquellas que puedan costeárselo.

El Consejo de la Juventud de España sostiene que esta actitud genera desigualdad al convertir en un privilegio el derecho de toda mujer a ser madre. Además, el CJE considera que negar a una mujer lesbiana el derecho a la reproducción asistida porque su pareja no es un varón, esconde la intención de imponer un modelo de familia determinada, tradicional, en el que siempre tiene que haber un padre. El Consejo de la Juventud de España entiende que esta medida supone un castigo a las mujeres que no se ajustan a la heterosexualidad como destino obligatorio y ahonda en la aversión social hacia ellas que bien podría traducirse en un aumento de la violencia y la discriminación ya existente.

El Consejo de la Juventud de España recuerda, por otro lado, que lo que no se nombra no existe y, por eso, hacen falta políticas que fomenten y normalicen la visibilidad de las mujeres jóvenes lesbianas, incluyendo las olvidadas lesbianas trans, una juventud necesaria como sujetos con una sexualidad propia y diversa. Porque ocultar la homosexualidad de las mujeres tiene, a juicio del CJE, graves costes de la vida de las jóvenes lesbianas, como el tratamiento sanitario mainstreaming donde no se contempla su existencia. Tanto los protocolos ginecológicos como las políticas de prevención de las ITS (Infecciones de Transmisión Sexual) ignoran las prácticas sexuales entre lesbianas.

El Consejo de la Juventud de España considera que visibilizar y normalizar la homosexualidad femenina es la mejor forma de combatir la lesbofobia que sufren las jóvenes y adolescentes. Según último informe sobre delitos de odio elaborado por el Ministerio del Interior, cuatro de cada diez delitos están vinculados a la orientación sexual y a la identidad de género, siendo mujeres, una vez más, la mayoría de las víctimas. Violencia que, por su efecto intimidatorio, supone un intento de limitar la libertad de las mujeres, como un efecto más de una sociedad que subordina las mujeres a los hombres, considerándolas ciudadanas de segunda, más aún, si no viven de acuerdo al modelo tradicional de pareja heterosexual.