Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España denuncia ante la Onu la situación de precariedad que viven los y las jóvenes

Ricardo Ibarra, presidente de este organismo, exige políticas efectivas que apuesten por la juventud

Ibarra, defiende el papel de los consejos de juventud independientes para denunciar los problemas de los y las jóvenes y para reivindicar y aportar soluciones
El presidente del Consejo de la Juventud de España (CJE), Ricardo Ibarra, ha denunciado ante la ONU la situación de precariedad que viven los y las jóvenes y ha reclamado políticas efectivas que apuesten por la juventud como presente y como futuro. Ha sido en la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre Juventud que se celebra estos días en Nueva York y en la que Ibarra participa como miembro de la delegación española.
El presidente del Consejo de la Juventud de España (CJE), Ricardo Ibarra, ha denunciado ante la ONU la situación de precariedad que viven los y las jóvenes y ha reclamado políticas efectivas que apuesten por la juventud como presente y como futuro. Ha sido en la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre Juventud que se celebra estos días en Nueva York y en la que Ibarra participa como miembro de la delegación española.

El representante del CJE ha querido insistir en que los y las jóvenes han sido los principales afectados por la crisis económica y financiera, ya que “se encuentran ante los mayores niveles de desempleo y de pobreza, con las mayores dificultades en el acceso a los recursos de educación, de salud, de cultura y con las mayores tasas de temporalidad” y ha exigido que se “regulen los flujos financieros internacionales” para que no se repita la situación por la que atraviesan muchas personas jóvenes.

Por otra parte, Ibarra, ha defendido la participación juvenil, basada en la posibilidad de opinar, de decidir, de ejecutar y de evaluar, como “una poderosa herramienta para el éxito de las políticas de juventud y como un fin en sí misma porque es fundamental para desarrollar en las y los jóvenes la práctica y el aprendizaje de la ciudadanía activa y democrática”. En este sentido, el presidente del CJE, ha hecho hincapié en la importancia de trabajar la participación desde la educación, “no sólo a través de la educación formal sino también mediante la educación no formal, siendo necesario un mayor apoyo y reconocimiento de esta última”.

Ricardo Ibarra ha aprovechado el marco de Naciones Unidas para solicitar el incremento del diálogo con la sociedad civil, poniendo de ejemplo el proceso emprendido en la Unión Europea entre jóvenes y responsables políticos de juventud, y el fortalecimiento y desarrollo de plataformas representativas, como son los consejos de juventud independientes que “permiten a los y las jóvenes, no sólo denunciar sus problemas, sino también aportar soluciones e implicarse en la consecución de las mismas”

Por último, el presidente del Consejo de la Juventud de España, ha hecho referencia al reto que suponen para los y las jóvenes los Objetivos de Desarrollo del Milenio, fundamentalmente, por su carácter transversal, la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.A juicio de Ricardo Ibarra, “mientras que las mujeres son un actor fundamental y esencia en la consecución de los Objetivos del Milenio, son, a su vez, las mayores afectadas por la no consecución de los otros siete Objetivos. En definitiva, si nos centramos en obtener avances en la consecución real de la igualdad real de la mujer, estaremos logrando resultados directos en el resto de Objetivos del Milenio. Este trabajo por los derechos de la mujer tiene que ir acompañado de un reconocimiento formal, a través de un marco legal, de los derechos de los y las jóvenes, como ya ocurre en el Tratado de África y la Convención de los derechos de la juventud iberoamericana”.