Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España demanda que se preste atención a la salud mental del colectivo joven azotado por la crisis económica y presionado por la adversas condiciones de vida

Día Mundial de la Salud Mental
El Consejo de la Juventud de España (CJE) ha participado en la Conferencia Europea de Juventud, celebrada la semana pasada en Bratislava, bajo el lema "Propiciar que todas las personas jóvenes se involucren en una Europa más diversa, conectada e inclusiva", con motivo de la presidencia eslovaca de la Unión Europea y enmarcada en el V Ciclo del Diálogo Estructurado, que reunió a más de cien jóvenes de diferentes países de Europa con representantes políticos y distintos agentes claves en el sector juvenil. El objetivo era elaborar una serie de propuestas y recomendaciones a la Comisión Europea en materia de juventud.
Las recomendaciones acordadas surgen de un proceso de consulta en el que han participado más de 65.000 jóvenes, de ellos más de 800 españoles y, si bien es cierto que la mayoría van encaminadas fundamentalmente a garantizar a las personas jóvenes el acceso a un empleo y a una de calidad y a una vivienda digna para conseguir sentirse parte de la sociedad y así involucrarse en ella, el CJE quiere aprovechar la conmemoración hoy del Día Mundial de la Salud Mental para destacar y hacerse eco de que una parte de dichas recomendaciones se refiere a la necesidad de prestar atención a la salud mental de este sector de la población que ha sido azotado por la crisis económica y que ve imposible desarrollar un proyecto de vida propio e independiente. En concreto, el texto hace mención a que las autoridades nacionales competentes deben articular medidas sobre el bienestar y la salud mental de los y las jóvenes, tanto a través de la educación formal como no formal, para ayudar a mejorar su capacidad de adaptación a circunstancias adversas, trabajar su conciencia y confianza en sí mismos y reducir la presión a que la complicada situación les tiene sometidos.

Por otra parte, las conclusiones también recogen la importancia de los programas de movilidad para fomentar el sentimiento de pertenencia al proyecto común europeo e instan a las instituciones a que se vuelquen con la inclusión de las personas migrantes en la sociedad utilizando los recursos y programas que ya existen.