Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España demanda al Gobierno de Aragón que abogue por la supervivencia del Consejo de la Juventud de Aragón

  • El anteproyecto de Ley de presupuestos reduce un 96,6% la partida presupuestaria
  • El recorte condena al CJA a la desaparición
El Consejo de la Juventud de España (CJE) manifiesta su rechazo a la eliminación del Consejo de la Juventud de Aragón (CJA) porque supondría la desaparición del único órgano de participación juvenil de la comunidad y, por lo tanto, conllevaría una grave devaluación de la vida democrática en esta Comunidad Autónoma. El CJE espera que el Gobierno de Aragón reconozca el valor de este organismo y le otorgue una partida presupuestaria realista que le permita seguir trabajando por los derechos de las y los jóvenes aragoneses.
El anteproyecto de Ley de presupuestos regionales para el año 2013 reduce un 96,6% la partida destinada al CJA, fijándola en 2.500 euros. El Consejo de la Juventud de España sostiene que esta cantidad no permitirá mantener ni su estructura, ni sus actividades, ni tampoco la labor de representación que la legislación otorga a este organismo. Esta reducción presupuestaria condena al Consejo de la Juventud de Aragón al cierre y al despido de sus trabajadoras y al endeudamiento.

El CJA se reunió hace dos meses con la presidenta de la Comunidad, Luisa Fernanda Rudi, quién se comprometió en defender la continuidad del Consejo, sin embargo, el anteproyecto de Ley de presupuestos no recoge dicho compromiso.  Es por ello, que el Consejo de la Juventud de España pide que rectifique su postura y defienda la continuidad del CJA, una entidad de derecho público que agrupa a más de 40 asociaciones juveniles de la comunidad y que tiene reconocido por Ley su papel de interlocución entre la juventud aragonesa y las instituciones autonómicas.
 
El Consejo de la Juventud de España advierte de los efectos negativos derivados de la desaparición de los Consejos de Juventud y sostiene que en la actual coyuntura política, económica y social son aún más agudos. Para el CJE, hoy más que nunca es necesario promover que la sociedad civil opine y participe en el diseño de las políticas públicas para que sean más eficientes y contribuyan a la disminución de los graves problemas de la sociedad en general y de la juventud en particular.