Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España considera vergonzosa la condena impuesta a los presos saharauis defensores de los derechos humanos

Condena a los presos saharauis de Gdeim Izik
El Consejo de la Juventud de España (CJE) considera vergonzosa e infame la condena impuesta por el Tribunal de Apelación de Salé a los presos políticos saharauis de Gdeim Izik, entre ellos destacados defensores de los derechos humanos, a penas que van desde los dos años de cárcel a cadena perpetua.
Ante esta injusta sentencia el CJE:

1. Manifiesta que se trata de un Tribunal y de un proceso ilegal sin garantías, del que fueron expulsados los observadores internacionales. Se trata de un tribunal extraterritorial e incompetente ya que los hechos se circunscribieron al Sáhara Occidental, Territorio No Autónomo, ocupado ilegalmente por Marruecos y, por tanto, fuera de la soberanía, competencia y jurisdicción del citado Tribunal.

2. Califica todo el proceso de juicio político y a los presos de presos de conciencia.

3. Condena las graves y sistemáticas violaciones de los derechos humanos perpetradas por las fuerzas de ocupación marroquíes contra la población civil en general y, muy particularmente, contra los presos políticos saharauis en prisión.

4. Expresa su solidaridad con los familiares de los presos condenados y su apoyo a las organizaciones que trabajan en su defensa.

5. Lanza un llamamiento urgente a la Comunidad Internacional, a las Naciones Unidas, a la Unión Africana, a la Unión Europea, organizaciones de derechos humanos, partidos políticos, a parlamentos, a todas las personalidades y fuerzas defensoras de paz y justicia para que actúen ante el Estado marroquí para que cumpla con la Legislación Internacional vigente.

6. Recuerda que España es potencia administradora según Naciones Unidas y, por tanto, responsable directa de todo lo que acontece en el territorio del Sáhara Occidental.

7. Hace un llamamiento a la población para que exprese su repulsa por esta condena a todo un pueblo y para que denuncie y se movilice contra esta sentencia ilegal.