Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España considera temerario el optimismo sobre los datos del paro registrado en julio

Ante los datos del paro registrado de julio difundidos por el Ministerio de Empleo, que afirman que el desempleo de las personas menores de 25 años se reduce en 12.881 personas (-4,29%) respecto al mes anterior, el Consejo de la Juventud de España (CJE) denuncia que la difícil situación de la juventud española respecto al empleo se mantiene, por lo que no comparte el optimismo generado, menos aún, cuando la Encuesta de Población Activa cifra el paro juvenil en el 46,48%.
El responsable del Área Socioeconómica del Consejo de la Juventud de España, Víctor Reloba, recuerda que “los datos conocidos hoy pertenecen a un registro meramente administrativo, por lo que existe mucho paro que no se contabiliza, incluso no todas las personas inscritas se consideran paradas”. El CJE recuerda que la estadística de referencia a nivel europeo es la Encuesta de Población Activa (EPA), que contabiliza como personas desempleadas a aquellas que buscan trabajo de forma activa, al margen de su situación administrativa.

Los datos de la EPA del segundo trimestre de 2016 muestran que el paro juvenil subió un 3,4%, respecto al primer trimestre del año. Además, el número de menores de 25 años en situación de desempleo aumentó en 22.700 personas en el segundo trimestre. La tasa de desempleo (en menores de 25 años) se mantiene en el 46,4%. El Consejo de la Juventud de España explica que, con los datos de paro registrado aportados por el Ministerio de Empleo, no podemos saber con exactitud si alguno de los datos positivos de descenso del desempleo se deben a la caída de la actividad, son fruto del desánimo o de la emigración al exterior, que batió records en 2015 con 209.000 jóvenes de entre 20 y 35 años menos, según la Estadística de Migraciones de 2015. Además, las condiciones de trabajo de la juventud siguen marcadas por la sobrecualificación, la temporalidad y la precariedad.

En consecuencia, Reloba, responsable del área Socioeconómica del CJE, insta a las administraciones a “no llamar empleo a cualquier cosa, ya que el artículo 35.1 de la Constitución habla de una remuneración suficiente, no de salarios ínfimos que nos mantienen como el colectivo con mayor riesgo de exclusión social”.

Por todo ello, el Consejo de la Juventud de España (CJE) pide a las distintas formaciones políticas que alcancen un Pacto por el Empleo que incluya medidas como:
-La subida del Salario Mínimo Interprofesional hasta los 1000 euros en 2018.
-La penalización de la temporalidad y la precariedad en los contratos de trabajo, así como el establecimiento de un mayor control del buen uso de las becas y prácticas.
-La derogación de las dos últimas reformas laborales.

(Imagen: Víctor Reloba, responsable del área Socioeconómica del CJE)