Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España condena la represión de las personas refugiadas en Europa

9 de septiembre de 2015. El Consejo de la Juventud de España (CJE) condena la brutal represión sufrida en las últimas semanas por miles de personas refugiadas en las fronteras de Grecia y Macedonia, una praxis que denota que estos países siguen anteponiendo el cierre de sus fronteras a los Derechos Humanos de las personas en busca del legítimo refugio, tal y como reconoce la Declaración Universal de los Derechos Humanos. A juicio del CJE, el cierre de fronteras no hace más que incrementar las extorsiones y abusos que sufren estas personas en los canales migratorios extra-estatales que constituyen eso que se ha venido llamando “tráfico de personas”. 
El Consejo de la Juventud de España celebra que, finalmente, el Gobierno haya terminado asumiendo la necesidad de proporcionar un marco protector y de acogida para miles de personas, marcando cierta distancia entonces respecto a su nula apuesta política por los derechos de las personas refugiadas, como lo corroboran los presupuestos destinados a la ayuda para las personas refugiadas desde 2012, según denuncian entidades como Cruz Roja, Accem y CEAR. Esta situación última se repite una vez más con la oposición del gobierno, escenificada en sede parlamentaria en el día de ayer,  al aumento de fondos presupuestarios para las personas refugiadas que acogerá nuestro país.

Por otro lado, el Consejo de la Juventud de España destaca la vulnerabilidad de los niños y niñas refugiadas. Según Save the Children, más del 90% de personas que llegan, por ejemplo, a Grecia se encuentra durmiendo en la calle lo que supone que tanto niños y niñas también tengan que hacerlo. La ausencia de instalaciones dignas, como ha recordado en distintos medios de prensa esta ONG, expone a niños y a niñas al riesgo de sufrir abusos sexuales y otras agresiones.  Por todo ello, consideramos que la Unión Europea tiene que tener en cuenta  a la UE que tenga en cuenta la situación de desamparo de estas personas, más aún si  viajan en soledad.

Por último, el Consejo de la Juventud de España insta a la Comisión Europea a que, en su cumbre del 14 de septiembre, tenga como objetivo central una política más vertebrada por los Derechos Humanos y menos en redoblar la seguridad fronteriza de los Estados de la UE para impedir el paso de las personas refugiadas.