Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España aboga por promover la participación de jóvenes migrantes en la vida social y política.

Es una de las conclusiones del Encuentro Ciudadanía Activa e Intercultural que ha reunido en Santoña a medio centenar de jóvenes migrantes
Dificultades para la integración de las y los jóvenes migrantes, sus problemas frente al asociacionismo, buenas prácticas con jóvenes migrantes en situación de riesgo y la vida en los Centros de Internamiento de Extranjeros son algunos de los temas debatidos en el encuentro Ciudadanía Activa e Intercultural que, organizado por el Consejo de la Juventud de España, ha reunido en la localidad cántabra de Santoña a medio centenar de jóvenes extranjeros residentes en España y a personas expertas en asociacionismo juvenil e inmigración.
Dificultades para la integración de las y los jóvenes migrantes, sus problemas frente al asociacionismo, buenas prácticas con jóvenes migrantes en situación de riesgo y la vida en los Centros de Internamiento de Extranjeros son algunos de los temas debatidos en el encuentro Ciudadanía Activa e Intercultural que, organizado por el Consejo de la Juventud de España, ha reunido en la localidad cántabra de Santoña a medio centenar de jóvenes extranjeros residentes en España y a personas expertas en asociacionismo juvenil e inmigración.

En este foro ha quedado patente que existe un alto desconocimiento de los valores asociativos entre este grupo de población. Además, las y los jóvenes extranjeros tienen escasa o nula participación en los órganos de gobierno de las asociaciones y esta falta de representatividad es todavía mayor en el caso de las mujeres. Asimismo, siguen vigentes los estereotipos que asocian la nacionalidad a los rasgos físicos, circunstancia que refleja un desconocimiento de las realidades culturales de los diferentes grupos de inmigrantes. Por otro lado, no hay suficientes estudios que recojan la participación de estas personas en programas de voluntariado y en asociaciones o entidades que no trabajen de forma específica con este colectivo, que además, registra un alto grado de fracaso escolar y abandono de los estudios.

Entre las propuestas acordadas en el encuentro Ciudadanía Activa e Intercultural para revertir esta situación, destaca la de promover la participación activa, real y efectiva de los y las jóvenes migrantes en el tejido asociativo, crear nuevos cauces de participación social y política, así como reforzar los que ya existen con el fin de incorporar al asociacionismo juvenil a la población migrante, teniendo en cuenta sus necesidades e intereses específicos. También proponen formar y capacitar a las y los jóvenes extranjeros para que puedan asumir papeles de liderazgo en las asociaciones que se creen y acabar con la endogamia “de nacionalidad” en los equipos directivos de las entidades que trabajan con y para los inmigrantes.