Notas de prensa

El CJE reclama respeto a los derechos LGTBI y propone una formación integral para combatir el acoso en las aulas

28 de junio de 2015: Día del Orgullo LGTBI
El Consejo de la Juventud de España (CJE), con ocasión de la celebración del Día del Orgullo LGTBI, demanda medidas para acabar con la LGTBfobia en todos los ámbitos, para recuperar los derechos sexuales y reproductivos perdidos por las mujeres lesbianas y bisexuales desde el comienzo de la crisis, y en el caso de las personas transexuales, conseguir que las autoridades sanitarias, el entorno laboral y el conjunto de la sociedad deje de tratarles como enfermas mentales. Todas estas medidas servirían para cambiar la realidad actual que, en opinión del CJE, hay que cambiar trabajando desde la infancia con educación en igualdad pero también con una formación integral a los profesionales de la enseñanza y a los cuerpos de policía que actúan en caso de agresión.
El Consejo de la Juventud de España hace hincapié en que las agresiones a personas LGTBI siguen presentes en numerosos ámbitos de la vida: desde la familia, las relaciones íntimas, pasando por los espacios de ocio, la escuela y los centros de trabajo. El Ministerio del Interior sitúa al colectivo a la cabeza de las víctimas por delitos de odio y diversos informes de la Unión Europea muestran su preocupación por la situación de la juventud LGTBI al encontrarse en mayor situación de vulnerabilidad. Asimismo, el CJE resalta que las aulas tampoco son un lugar habitable para las personas LGTBI pues el armario se convierte en su uniforme y, para muchos niños y niñas, cuyo género rompe con lo que se espera por su sexo, a veces resulta imposible vivir bajo ese velo.  Para el CJE, la homofobia y las diferentes fobias no son un efecto natural sino un producto social que puede ser remediado por una educación articulada desde el respeto, la libertad y la igualdad.

El Consejo de la Juventud de España recuerda que los derechos sexuales y reproductivos de las jóvenes españolas se han visto en peligro por la hegemonía de las políticas públicas conservadoras aplicadas en los últimos años, como ha ocurrido con el derecho a decidir de  sobre su maternidad de lesbianas, bisexuales y de todas aquellas que pretenden formar una familia en autonomía a los varones, por las razones que sean. La exclusión de estas mujeres de los tratamientos de reproducción asistida que recoge la Cartera de Servicios Sanitarios supone, a juicio del CJE, apostar por un modelo de familia determinado, tradicional y que restringe la autonomía sexual y reproductiva, es decir, algo que no se puede permitir en un sistema democrático.

El Consejo de la Juventud de España critica la falta de respeto y el incumplimiento de los derechos de las personas trans que están obligadas a someterse a pruebas médicas y psicológicas que entrañan un tutelaje inadmisible. El CJE aboga porque se ponga fin a estas prácticas y pide a la Administración Sanitaria que trabaje para que la transexualidad deje de ser considerada una patología, la disforia de género, incompatible con los Derechos Humanos. En este sentido, el CJE apuesta por una legislación similar a la existente en Andalucía y en otros lugares de España, donde se reconoce el derecho a la autodeterminación de la identidad, garantizando la aplicación de los tratamientos dentro de la sanidad pública pero prescindiendo de todo requisito patologizante.

En el Día del Orgullo LGTBI, el Consejo de la Juventud de España denuncia, además, los duros recortes sufridos en la prevención ante el VIH-SIDA y se suma a las críticas realizadas desde organizaciones, como la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y la Coordinadora estatal de VIH y sida (CESIDA) al aumento de las infecciones entre hombres que tienen sexo con hombres. El CJE subraya que esta pandemia sólo puede evitarse con una intervención efectiva desde una prevención sostenida por un pacto de Estado contra el VIH que incida en todos los niveles y con una sanidad pública libre de prejuicios moralistas en las cuestiones relativas a la sexualidad.

Por todo ello, el Consejo de la Juventud de España resume en seis puntos sus principales demandas para el colectivo LGTBI:

1. Inclusión de mujeres todas las mujeres (lesbianas, bisexuales, madres solteras) en las técnicas de reproducción asistida de la Cartera de Servicios Sanitarios.

2. Quitar la transexualidad de la lista de enfermedades mentales.

3. Una legislación que reconzca el derecho a la autodeterminación de las personas trans en todo el Estado español.

4. Un Pacto de Estado contra el VIH

5. Formación integral para el profesorado y los cuerpos policiales en materia de acoso escolar a niñ@s y jóvenes LGTBI.

6. Políticas públicas contra la doble discriminación que sufren las y los jóvenes LGTBI con diversidad funcional.