Notas de prensa

EL CJE rechaza las propuestas del FMI de reducir el salario mínimo y abaratar el despido

El Consejo de la Juventud de España (CJE) rechaza las propuestas del Fondo Monetario Internacional (FMI) de bajar el salario mínimo a las personas jóvenes, reducir la indemnización por despido de los trabajadores indefinidos y bajar las cotizaciones sociales a las empresas. A juicio del CJE, estas medidas, que responden a las políticas de austeridad que han desencadenado la crisis, dañan los derechos laborales y sociales en aras de la competitividad empresarial. 
26 de febrero de 2015. El Consejo de la Juventud de España lamenta profundamente que el FMI plantee como solución al paro juvenil alternativas similares a las adoptadas en España y que han conducido a la juventud española a un precipicio de precariedad y de falta de expectativas, al no poder emanciparse ni desarrollar un proyecto de vida propio y autónomo, puesto que cada vez son menos las personas jóvenes que lo consiguen, como señala la tendencia descendente de la tasa de emancipación que se produce desde el tercer trimestre de 2008 que deja patente el Observatorio de Emancipación del CJE.

El Consejo de la Juventud de España no acepta que las y los jóvenes sean tratados como trabajadores de segunda y reclama, no sólo la existencia de un salario mínimo, sino que su cuantía sea suficiente para garantizar una vida digna porque, para el CJE,  bajos salarios y precariedad no generan seguridad social, sino inseguridad competitiva. Por otro lado, considera que bajar las cotizaciones sociales a las empresas sería un error que sólo serviría para abaratar la contratación a costa de dinero público poniendo en peligro la sostenibilidad de las cuentas de la Seguridad Social.  Asimismo, el CJE también rechaza la propuesta del FMI de abaratar el despido de las y los trabajadores indefinidos porque serviría para extender la precariedad -que desgraciadamente caracteriza el empleo juvenil- al conjunto de la clase trabajadora.

El Consejo de la Juventud de España critica que, cuando parecía que empezaba a fraguarse un consenso político y social sobre la necesidad de volver a políticas de crecimiento que permitan la recuperación, el Fondo Monetario receta de nuevo medidas de austeridad que está demostrado que no son efectivas. Por ello, el CJE califica de “cruel” exigir más sacrificios a un país como España, donde uno de cada tres jóvenes está en riesgo de pobreza y exclusión (según un informe de EAPN).

Por todo ello, el Consejo de la Juventud de España entiende que, de aplicarse las propuestas del FMI, el drama de la juventud española se recrudecería: Aumentaría la precariedad y la migración forzosa, y se reducirían las ya muy escasas opciones de emancipación. Según el Informe Juventud Necesaria publicado por el CJE, sólo desde un empleo digno y con una apuesta por el gasto social, es posible convertir una generación sin futuro en la generación impulsora del progreso y de la sostenibilidad de la Seguridad Social y el sistema de pensiones.