Notas de prensa

EL CJE rechaza la creación de un salario mínimo juvenil que sólo serviría para empobrecer más a la población joven

Medida propuesta por la CEOE
El Consejo de la Juventud de España (CJE) rechaza la propuesta de la patronal CEOE de crear un Salario Mínimo Juvenil (SMJ) inferior al Salario Mínimo Interprofesional, que en la actualidad está fijado en 645,3 euros al mes. El CJE califica de “discriminatoria” esta medida que sólo serviría para empobrecer más a los que menos tienen rebajando a la categoría de ‘trabajo basura’ el empleo joven que, en la actualidad, ya se caracteriza por la precariedad, tanto por su baja remuneración como por su temporalidad.
El Consejo de la Juventud de España señala que el problema del desempleo no son los sueldos de la juventud porque en muchos casos ya están por debajo del salario mínimo y, en ocasiones, su baja remuneración se enmascara en contratos de formación, horas extras no pagadas o becas y prácticas fraudulentas. El CJE recuerda que muchos jóvenes están emigrando porque los índices de desempleo alcanzan cifras insoportables, del 55% entre menores de 25 años, mientras crece la precariedad entre quienes encuentran trabajo. Según el Observatorio de Emancipación del CJE correspondiente al tercer trimestre de 2013, el 93% de los contratos firmados por personas jóvenes fueron de carácter temporal. En cuanto a la remuneración, el salario medio entre menores de 25 años se situó en 11.504 euros anuales (sólo 2.000 euros por encima del Salario Mínimo Interprofesional) y, respecto al puesto de trabajo que ocupan, más del 50% tienen sobrecualificación.

El presidente del Consejo de la Juventud, Ricardo Ibarra, manifestó su rechazo tajante a la creación del SMJ y declaró que, “aunque hubiera despido libre y contratación ultra precaria, la situación no cambiaría y sólo crearíamos una generación de precarios, que es lo que ya está ocurriendo”. A su juicio, “el problema del paro juvenil no se soluciona reduciendo los costes laborales, ya que la cuestión no es que a las empresas les cueste mucho dinero contratar para cubrir los puestos de trabajo que necesitan, sino que no pueden contratar porque no hay crecimiento”.

El Consejo de la Juventud de España confía en que el Gobierno no acepte la propuesta de la CEOE porque –insiste- sólo contribuiría a empobrecer aún más a la juventud porque la precarización del empleo no arregla el problema del paro, y así lo demuestran los llamados minijobs alemanes que, según el Instituto Laboral Alemán, lo único que hacen es sustituir de manera más barata los puestos de trabajo que antes cubrían con contratos regulares. En palabras de Ricardo Ibarra, presidente del CJE, “estas medidas no crean empleo sino que destruyen trabajo digno”.