Notas de prensa

El CJE rechaza el Fracking y solicita su suspensión en todo el territorio estatal

2 de marzo de 2015. El Consejo de la Juventud de España (CJE) solicita la suspensión de todos los permisos concedidos y la prohibición en todo el territorio estatal de la extracción de gas mediante la técnica de fracturación hidráulica, conocida como Fracking, al considerarla altamente contaminante y dañina. El CJE adoptó esta postura en su Asamblea Ejecutiva, celebrada en el pasado 21 de febrero, que aprobó, por una abrumadora mayoría, su rechazo y frontal oposición a esta técnica. Este posicionamiento ha coincidido en el tiempo con las informaciones publicadas sobre que la empresa canadiense BNK ha pedido autorización al Gobierno y a la Junta de Castilla y León para utilizar este método en cinco municipios del norte de Burgos.
A juicio del CJE, el Fracking no es más que “la última vuelta de tuerca de las grandes energéticas para aumentar su crecimiento económico y seguir ahondando en un modelo energético antiguo y caduco, basado en la especulación de los recursos y los bienes naturales, incapaz de avanzar en las energías renovables y en el consumo responsable y eficiente”. Así, el Consejo de la Juventud de España defiende “Un modelo que democratice la energía como derecho fundamental y frente el cambio climático”.

Por tanto, la resolución aprobada por el Consejo de la Juventud de España solicita a Ministerio de Industria que cumpla el Principio de Precaución para evitar el empleo de una técnica con potenciales efectos negativos para el medio ambiente y la salud. Asimismo, propone al Ministerio de Medioambiente la publicación completa del estudio realizado por el Instituto Geológico Nacional en el que se analizaban las consecuencias que una eventual explotación de estas características tendría sobre el territorio y la población del entorno.

En palabras de Héctor Saz, presidente del Consejo de la Juventud de España, “la energía debe estar en mano de sus beneficiarios y no de las grandes multinacionales, buscando en todo momento la sostenibilidad, el ahorro y la eficiencia y usando herramientas que aseguren el futuro de nuestro planeta”. Saz  recuerda a las administraciones que “tienen la responsabilidad de gestionar un presente sostenible para garantizar un mañana respirable”.

Imagen: Héctor Saz, presidente del CJE