Notas de prensa

El CJE pide al Gobierno de España que incentive medidas efectivas para combatir el paro juvenil

España y Grecia son los dos países de la Unión Europea con la tasa más alta de desempleo joven
El Consejo de la Juventud de España (CJE) insta al Gobierno de España a agilizar medidas económicas para luchar contra el desempleo juvenil que, según los datos de Eurostat, alcanza el 57,7%, una cifra con la que España ostenta, junto a Grecia, el primer puesto en el lamentable ránking de países con mayor tasa de paro joven de la Unión Europea. Puesto que el Ejecutivo español afirma que los datos económicos actuales demuestran que ya existen los primeros brotes verdes de la recuperación, el CJE considera que es el momento de impulsar medidas que garanticen el fomento de empleo juvenil y de calidad.
Los datos de la oficina estadística europea, Eurostat, muestran un crecimiento del paro, del 57,4% al 57,7%, en nuestro país pero indican también que se ha producido un incremento en el número total de jóvenes en paro puesto que, aunque en términos absolutos, el número de personas en situación de desempleo ha disminuido en España, la población joven se ha quedado al margen de este descenso. En concreto, el conjunto de personas en paro en España disminuyó 24.000 personas en noviembre de 2013, al bajar de 6.038.000 del mes anterior, a 6.014.000 personas desempleadas. El Consejo de la Juventud de España considera significativo el hecho de que las y los jóvenes no hayan contribuido a este breve descenso porque viene a reforzar la idea de que no hay oportunidades de trabajo para la juventud dentro de nuestras fronteras.

El Consejo de la Juventud de España pide que se agilice el desarrollo de la Garantía Juvenil -una iniciativa impulsada por el Foro Europeo de la Juventud del que el CJE forma parte- para incentivar la creación de empleo joven de calidad y garantizar la igualdad de oportunidades de las y los jóvenes en el mercado laboral. El programa de Garantía Juvenil consiste en proveer de una oferta de trabajo o de formación a las personas menores de 26 años en paro, edad que el CJE propone que se amplíe hasta los 30 años, antes de que se cumplan cuatro meses desde su inscripción en los Servicios Públicos de Empleo. Para el Consejo de la Juventud de España, la crisis no puede ser una excusa para invertir medidas que abran las puertas del mercado de trabajo a la juventud, puesto que el coste del desempleo juvenil en nuestro país alcanza los 16.000 millones de euros al año.