Notas de prensa

El CJE aboga por la creación de un Plan de Acción contra la mutilación genital femenina

6 de febrero de 2013: Día internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina
Con motivo del día internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, el Consejo de la Juventud de España (CJE) quiere denunciar este tipo de prácticas que sufren niñas y mujeres. Según datos de la Organización Mundial de la salud (OMS) la Mutilación Genital Femenina (MGF) afecta a alrededor de 140 millones de niñas y mujeres, y cada año más de 3 millones de niñas corren riesgo de sufrirla. Se calcula que, en el Estado español, son cerca de 10.000 niñas las que puedan estar en riesgo.
La legislación española ampara la lucha contra la MGF, práctica que el Código Penal tipifica como delito. Además, desde 2007 la ley española incluye en la categoría de ‘personas refugiadas’ a las mujeres que huyen de su país por motivos de género. Sin embargo, el Consejo de la Juventud de España considera que no se puede bajar la guardia porque es previsible que las familias de origen subsahariano que residen en el Estado español, a causa del arraigo cultural,  puedan practicar a mujeres y niñas este tipo de violencia. De hecho, un aumento de la población infantil procedente de los países donde se practica MGF ha aumentado en nuestro país: en 2005 residían en unas 7.000 niñas de entre 0 y 14 años, ascendiendo debido a los procesos migratorios, en 2008, a la cifra de 10.000, según un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona. El Consejo de la Juventud de España pide a las Administraciones Públicas que pongan en marcha un Plan de Acción para erradicar este tipo de prácticas en nuestro país, en consonancia con el  enfoque que tiene la OMS en su compromiso de eliminar la mutilación genital femenina en el plazo de una generación.  Además, el Consejo de la Juventud de España, adhiriéndose a la estrategia mundial -amparada por la OMS y distintos organismos de Naciones Unidas- para acabar con las mutilaciones genitales femeninas, apuesta por realizar un trabajo de sensibilización con el personal sanitario que realiza esta práctica, pues su participación es cada vez mayor. En este sentido, el CJE propone actividades de prevención, divulgación, investigación y orientación.
 
En el marco internacional, el Consejo de la Juventud de España recuerda que la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer reconoce la MGF como un acto de violencia contra la mujer, no solamente por la agresión y el daño físico que conlleva, sino por implicar un acto de violencia basado en el género que confiere a la mujer un rango inferior al hombre al no tener decisión sobre su propio cuerpo y sexualidad. La MGF también viola los derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, el derecho de las personas a no ser sometidas a torturas y tratos crueles, así como el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte. Además, aquellas mujeres y niñas que no han sido mutiladas pueden ser estigmatizadas y rechazadas por la comunidad en la que viven.