Notas de prensa

Casi el 80% de las personas menores de 30 años de nuestro país sigue viviendo con sus padres

  • Más del 50% de la población joven tiene un contrato temporal
  • Los y las jóvenes deberían dedicar casi el  60% de su salario para poder comprar una vivienda
28 de diciembre de 2015. El Consejo de la Juventud de España ha hecho público un nuevo informe del Observatorio de Emancipación, correspondiente al primer trimestre de 2015, cuyo objetivo es analizar periódicamente las condiciones socio-laborales de la población joven centrándose en el empleo y la vivienda. Según este estudio, tan solo el 21,5% de las personas menores de 30 años ha logrado emanciparse en nuestro país, es decir, casi el 80% sigue viviendo con sus padres, lo que pone de manifiesto la frágil situación de los y las jóvenes en el mercado laboral y las duras condiciones del mercado de la vivienda que, hoy por hoy, resultan inaccesibles para el nivel adquisitivo de la mayoría de las personas jóvenes.
Empezando por el empleo, nos encontramos con que la tasa de paro de las personas menores de 25 años alcanza el 51,4%. Si hablamos de personas entre 25 y 29 años, supera el 30%, y entre 30 y 34 años, más del 24%. Otro dato revelador de la situación que viven los y las jóvenes es que el 28,7% de las personas jóvenes ocupadas de menos de 30 años tiene un contrato a tiempo parcial y 4 de cada 10 llevan menos de un año trabajando en la empresa actual. Asimismo, el 56,7%  desempeñan trabajos de menor cualificación a la que poseen, lo que significa un aumento anual de 4,59% de personas sobrecualificadas en esta franja de edad. Por otro lado, más de la mitad de la población joven ocupada, en concreto el 51,7%, tiene contratos temporales, de los cuales un 44,3% son de menos de un año de duración.

En relación al acceso a la vivienda por parte de los y las jóvenes, los datos son igual de alarmantes: una persona joven debería destinar el 59,5% de su salario para poder adquirir una vivienda en propiedad; debería cobrar un 98,23% más de lo que cobra; o que la superficie máxima a la que puede aspirar es de 50,4 metros cuadrados.

Con estos datos sobre la mesa, el Consejo de la Juventud de España, en voz de su presidente Héctor Saz, ha denunciado que “la exclusión del mercado laboral y la precariedad de los empleos a los que acceden los y las jóvenes son las principales causas de la imposibilidad de emancipación”. Así, el presidente del CJE, quiere aprovechar el nuevo ciclo político para reclamar al ejecutivo que finalmente resulte de las elecciones generales, celebradas el pasado día 20, “una legislación laboral que garantice derechos, calidad y condiciones dignas para el empleo de las personas jóvenes y una política de vivienda que favorezca la puesta en marcha de un proyecto de vida independiente”.
Boletín nº 9 del Observatorio de Emancipación, correspondiente al segundo trimestre de 2014.