Notas de prensa

Alberto Garzón inaugura el Foro Juventud Necesaria y pide a los jóvenes que cuestionen el actual sistema económico y político

Foro Juventud Necesaria
9 de junio de 2015
“Los jóvenes somos los principales sufridores de unas condiciones materiales de vida que nos obligan a cuestionar el sistema económico y político actual. Somos el futuro y nuestras decisiones determinarán cómo entendemos la política y la economía”. Así lo ha manifestado Alberto Garzón, candidato de Izquierda Unida a la presidencia del Gobierno, en la inauguración del Foro Juventud Necesaria, un espacio de encuentro entre jóvenes y personalidades de diferentes ámbitos, organizado por el Consejo de la Juventud de España (CJE) con carácter mensual, cuyo objetivo es, en palabras de su presidente, Héctor Saz, “debatir sobre temas como el empleo, la educación, la cultura, la igualdad o la participación para llegar a soluciones que mejoren la calidad de vida del colectivo joven porque somos el presente, somos el futuro y somos necesarios”.
En este primer encuentro, en el que han participado jóvenes de organizaciones juveniles y otros colectivos sociales y representantes de instituciones y organismos relacionados con la juventud, Garzón ha recalcado que vivimos una ruptura generacional en la que conviven dos modelos de sociedad antagónicos: el modelo de nuestros padres, un modelo fordista, con garantías, seguridades y certezas; y un modelo postfordista, basado en la precariedad y la inestabilidad. “A nuestra generación nos dijeron que, si estudiábamos, tendríamos un trabajo, una vivienda, una familia. Se nos dijo que viviríamos mejor que nuestros padres. Pero no es así, hoy constatamos que vivimos peor que ellos e incluso repetimos la vida de nuestros abuelos que tuvieron que irse al extranjero en busca de una vida mejor”, ha añadido el candidato de IU a las próximas elecciones generales.

Garzón ha marcado el 15M como el punto de inflexión en el cambio en nuestro país. A su juicio, “las condiciones de vida y los datos justificaban una insurrección pero la juventud estaba narcotizada hasta que la realidad dejó claro que era imposible prolongar la espera de una situación decente, y en este contexto se explica el actual momento político”.

Alberto Garzón ha destacado como principal problema el desempleo y ha hecho hincapié en “su relación directa con una estructura de producción y consumo muy frágiles” y ha sentenciado que “un modelo de producción basado en la construcción arrasa a generaciones. Hay responsables, la situación no es producto del azar”. En este sentido, para el candidato de IU “las decisiones que se están tomando profundizan en las diferencias y consolidan una estructura productiva caracterizada por la rebaja de las pensiones y el deterioro de los servicios públicos”. Por otra parte, Garzón ha advertido del peligro de “una política educativa discriminatoria y mercantilizada que convierte un derecho en un negocio”.

Por último, ha querido dejar claro que esta situación no es inevitable. “Hay alternativas que pasan por la reindustrialización de nuestro país y del Sur de Europa, la reabsorción de la mano de obra, la reducción de la jornada laboral, la creación de empleo con una dotación económica suficiente, la lucha contra el fraude fiscal o un sistema impositivo justo. En definitiva es un problema de prioridad política, no de falta de recursos”, ha afirmado.

Por su parte, Héctor Saz, presidente del Consejo de la Juventud de España, ha asegurado que “más de la mitad de los y las jóvenes no tenemos un empleo, una cuarta parte de nosotros no podemos estudiar debido a las condiciones económicas y sólo dos de cada diez nos podemos independizar a causa de la precariedad laboral. A esto hay que añadir que desde que comenzó la crisis, cientos de miles de jóvenes se han visto obligados a buscar en el extranjero una oportunidad que no encuentran en nuestro país”. El presidente del CJE ha expuesto la crudeza que aportan los datos y ha añadido que “las cifras podrían ser aún más desoladoras en el futuro si en el futuro no hacemos un gran esfuerzo para mejorar la situación. De mantenerse en el tiempo semejantes porcentajes, estamos abocados al desastre, no ya como juventud, que también, sino como sociedad”.