Publicaciones

Manifiesto Día Orgullo LGTBI 2016

2016: Año de la visibilidad bisexual
Como cada año, el Consejo de la Juventud de España (CJE) se reafirma en su papel de plataforma de entidades juveniles de la sociedad civil apoyando al Orgullo LGTBI y las reivindicaciones que lo hacen posible. Su responsabilidad con la igualdad y la diversidad de todas las personas perdura ante un escenario social que aún sigue condenando a muchas personas LGTBI a la violencia, la exclusión y el sufrimiento.
En efecto, aún contamos con un sistema educativo con un 60% del alumnado siendo testigo de agresiones LGTB-fóbicas, según datos de COGAM (2015).  También  habitamos un  espacio público dominado por el miedo y la vulnerabilidad para una población LGTBI joven que constituye el grueso de las víctimas de las agresiones, según datos de FELGTB (2015). Y  subsiste una legislación nacional que, impugnando el criterio de un notable sector de profesionales y activistas, prolonga categorías patologizantes sobre las experiencias de muchas personas trans, vulnerando sus Derechos de forma evidente. En cualquier caso, parece  evidente tanto la ausencia de una igualdad real en todos los planos de lo social como la necesidad de un Orgullo reivindicativo y con liderazgo juvenil.

Desde hace muchos años, el movimiento de lesbianas, gays, trans, bisexuales e intersexuales (LGTBI), en alianza con otros movimientos sociales como los feminismos, se manifiesta en contra de las múltiples formas de vulneración de los derechos y libertades del colectivo LGTBI. Este Orgullo 2016 se enmarca dentro del "año de la visibilidad bisexual". A diferencia de lo que ocurre con otras sexualidades, la bisexualidad aún carga con un potente estigma que se traduce en múltiples formas de discriminación. Por esto, con el apoyo del Consejo de la Juventud de España, los colectivos LGTBI se manifestarán estos días, y especialmente el próximo 2 de julio, para exigir un reconocimiento pleno de todas las libertades y derechos de las personas bisexuales en particular y de la población LGTBI en general así como  un mayor compromiso de los poderes públicos en la lucha contra la bifobia y todas aquellas expresiones de odio hacia la diversidad.

Ante esta fecha, este organismo exige a los poderes públicos la adopción de una serie de medidas elementales para suscitar la transformación de las condiciones de vida de las personas LGTBI, especialmente de las más jóvenes. Algunas de ellas son:
  • La adopción de políticas educativas, a favor de la diversidad sexual y la igualdad de género, capaces de lograr un efecto preventivo ante las situaciones de acoso en las aulas.
  • A la par, desde el Consejo de la Juventud de España consideramos que es necesario apostar por la aprobación de una ley que condene la LGBTfobia en las aulas y que cuente con el compromiso de toda la comunidad educativa para la condena de cualquier agresión, evitando el silencio favorable a quien agrede.
  • Además, el impulso de la ley estatal contra la LGTB-fobia  que contemple distintos y diversos dominios de lo social, desde la formación policial en materia de delitos de odio hasta el castigo de las prácticas discriminatorias en el deporte. Al mismo tiempo, la ampliación y diversificación de los estudios y registros científicos sobre la LGTB-fobia y sus revelaciones concretas resulta indispensable para una intervención integral óptima.
  • La reforma de la Ley 3/2007 -conocida como ley de identidad de género- para inhabilitar su lenguaje patologizante y, en su lugar, apostar por un enfoque que defienda la autonomía de las personas trans y que promueva el respeto y la igualdad de trato en cualquier situación y contexto. Evidentemente, esto estipula la inclusión de las necesidades de las personas trans dentro de la Cartera Básica de prestaciones del Sistema Sanitario de Salud sin que eso suponga un ejercicio discriminatorio o de tutelaje.
  • La aprobación de un Pacto de Estado contra el VIH-SIDA que blinde las políticas ad hoc ante cualquier coyuntura política. Este acuerdo incluye políticas orientadas a la investigación y el desarrollo, la lucha contra el estigma y la exclusión social o una mayor accesibilidad a los métodos de prevención y diagnosis.