Eventos

Reunión con el director del Injuve


Fecha inicio: 30-01-2014 12:00
Fecha fin: 30-01-2014 13:00

Convoca Consejo de la Juventud de España

30 de enero de 2014
El presidente del CJE, Ricardo Ibarra, se reunión con el director del Instituto de la Juventud de España (Injuve), Rubén Urosa, a quién manifestó su rechazo a la decisión del gobierno de suprimir el CJE y la presentación del Proyecto de Ley para este fin. También mostró el malestar generado por las promesas del Ejecutivo de negociar con el CJE y las organizaciones juveniles sobre el futuro de este organismo, cuando en ningún momento se han contemplado las peticiones del CJE ni se le ha informado del proceso de elaboración del Proyecto de Ley de Racionalización del Sector Público que contempla la supresión del CJE.
El CJE planteó al director del Injuve las enmiendas al Proyeccto de Ley que considera que debe recoger el texto para garantizar el futuro del CJE:
  • Eliminar al CJE de las referencias al texto, ya que nada tiene que ver un ente participativo con el resto del contenido. Si se plantea modificar la participación juvenil, debe hacerse en un proceso sosegado, serio y en profundidad, y no en un texto dispar donde queda diluido
  • El futuro del CJE debe contemplarse en el mismo texto que plantea el cierre del actual organismo, garantizando así que en todo momento las organizaciones juveniles tendrán una plataforma que les represente y, para garantizar también, la representación internacional del CJE. De lo contrario, dicha representación desaparecerá al menos durante 3 años (según los estatutos del Foro Europeo de la Juventud).
  • El futuro CJE deberá contemplar una serie de funciones a desarrollar que deben estar contempladas en la ley. Por tanto, se deben utilizar las que fueron consensuadas por todas las fuerzas políticas en la actual ley.
  • Los derechos y obligaciones del actual ente deberán plantearse para el siguiente, garantizando que se mantengan los reconocimientos del organismo actual, de los nuevos fondos de financiación etc.
  • La norma que cree al nuevo ente deberá ser una ley, tal y como ocurre ahora, para garantizar su pluralidad e independencia.
  • El nuevo ente debe contar con tener financiación pública mínima y estable que garantice su independencia. Tal y como ocurre en la actualidad, la mejor solución es una partida en los PGE.