Inmigración

¿Qué proponemos sobre la inmigración?

1.Los extranjeros gozarán en España de las libertades públicas que garantiza el presente Título en los términos que establezcan los tratados y la ley. [...]
4. La ley establecerá los términos en que los ciudadanos de otros países y los apartidas podrán gozar del derecho de asilo en España.
Constitución Española, artículo 13

CIUDADANÍA


  • Vincular la ciudadanía a la residencia frente a la nacionalidad. Defender la plena equiparación de derechos de todas las personas residentes en España con independencia de que su origen sea español, comunitario o de terceros países.
  • Exigir el cumplimiento de los acuerdos internacionales y regionales de Derechos Humanos, en especial la Convención Europea de los Derechos Humanos, lo cual es de obligado cumplimiento para España.
  • Instar al Gobierno al cumplimiento escrupuloso de los tratados que tiene suscritos en materia de asilo.
  • Fomentar la firma y la ratificación de instrumentos internacionales de Derechos Humanos. Solicitar que España incluya el protocolo número 12 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, y que firme y ratifique la Convención de Naciones Unidas sobre trabajadores y trabajadoras migratorios y migratorias y sus familiares.
  • Denunciar, como movimiento asociativo, las violaciones e incumplimientos de los tratados internacionales de derechos humanos hacia la población inmigrante, y en concreto en lo que respecta a la juventud inmigrante, prestando especial atención a las mujeres jóvenes inmigrantes que sufren algún tipo de discriminación añadida, como por ejemplo las mujeres jóvenes inmigrantes lesbianas.
  • Garantizar a los y las inmigrantes, exiliados o exiliadas y desplazados o desplazadas todos los recursos judiciales, incluido el recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.
  • Favorecer la constitución de tribunales internacionales y organismos de defensa de los derechos humanos, los cuales sean respetados y acatadas sus sentencias por parte de todos los países.
  • Crear, por parte de la Administración española, un órgano antidiscriminatorio según la Directiva antidiscriminatoria por motivos de raza o etnia (43/2000/CE).
  • Luchar en contra de la criminalización de la inmigración y, en concreto, de la juventud inmigrante, denostada por diferentes medios, que genera situaciones de delincuencia y miedo a nivel social.



MARCO JURÍDICO Y LABORAL


  • Apostar por el necesario cambio en las políticas de inmigración de tal modo que se garantice la estabilidad de los y las inmigrantes y se amparen sus derechos.
  • Hacer un llamamiento a las autoridades competentes y al Congreso de los Diputados para hacer reformas legales profundas, ya que las sucesivas reformas que ha habido de la Ley de Extranjería 4/2000 son un retroceso en el tratamiento de la inmigración en nuestro país.
  • Informar, como movimiento asociativo, de las consecuencias e implicaciones de las sucesivas modificaciones de la Ley de Extranjería, así como de su desarrollo reglamentario.
  • Favorecer, por parte de los poderes públicos, la transparencia en todos aquellos trámites y procedimientos de la Administración pública y de la Justicia, que puedan incidir directa o indirectamente en los derechos de las personas.
  • Apoyar la regulación adecuada y transparente de las vías de entrada legal en España y luchar, en colaboración con los países de origen, contra las redes de tráfico de seres humanos y quienes en general se lucran con el traslado irregular de extranjeros.
  • Favorecer la reforma de los trámites administrativos, por parte de las autoridades competentes, para obtener el permiso de residencia de las personas extranjeras que se encuentran en territorio español.
  • Luchar contra las situaciones laborales de explotación, haciendo visible una economía sumergida, y garantizando así unas condiciones laborales mínimas para todas las personas trabajadoras independientemente de la nacionalidad. De igual modo, fomentar la igualdad en las condiciones laborales: salarios, horarios, seguridad laboral…
  • Apoyar la flexibilización para la obtención y renovación de permisos de trabajo, permitiendo que los y las inmigrantes, exiliados y exiliadas, refugiados y refugiadas y desplazados o desplazadas, puedan moverse con mayor facilidad en distintos sectores laborales y territoriales y ejercer su actividad laboral con todos los derechos legalmente establecidos
  • Luchar por el reconocimiento de los derechos de asociación, reunión, manifestación, sindicación y huelga de todas las personas, ya que están reconocidos por tratados internacionales de obligado cumplimiento para España —como es el Convenio sobre libertad sindical de la OIT para este derecho—, pero su ejercicio está coartado por la Ley de Extranjería a las personas extranjeras en situación administrativa irregular.
  • Demandar que se garantice el derecho de los y las inmigrantes a poder elegir el empleo que quieran del país de acogida y no tener que estar restringidos a determinados sectores que, además, están relacionados con las peores condiciones laborales y con situaciones de clandestinidad y explotación, situación que es mucho más grave en el caso de las mujeres jóvenes inmigrantes, reclamando además la adopción de medidas que dignifiquen y mejoren las condiciones de trabajo de estos sectores de actividad para el conjunto de los trabajadores.
  • Solicitar que se mantengan y se amplíen los supuestos de reagrupación familiar para responder a las nuevas realidades sociales y la retirada de la Directiva 2003/86 CE del Consejo, sobre el derecho a la reagrupación familiar, ya que es excesivamente restrictiva. Facilitar este proceso a todos y todas los y las miembros de la unidad familiar, incluso los y las colaterales, independientemente de su edad —reconociendo este derecho a descendientes mayores de 18 años— y de la composición sexual de los y las reagrupantes y reagrupados o reagrupadas, y ser flexibles para la reagrupación de grupos especialmente vulnerables como las personas discapacitadas e incluidos los supuestos de parejas de hecho debidamente acreditadas.
  • Mejorar la capacidad de inserción profesional de los y las jóvenes inmigrantes, potenciando la política de discriminación positiva ya que tienen especiales dificultades para insertarse en el mercado de trabajo por partir de una situación social y económica desigual.
  • Fomentar la formación de empresarios, empresarias y trabajadores y trabajadoras del país de acogida con el fin de favorecer la inserción laboral de la población inmigrante rompiendo estereotipos y prejuicios hacia los mismos y las mismas.
  • Fomentar el desarrollo de acciones dirigidas a la población inmigrante y, en concreto, a la juventud inmigrante, para favorecer el acceso al empleo, el conocimiento de sus derechos como personas trabajadoras y la inserción laboral plena. Potenciar la organización de talleres de búsqueda de empleo, de información sobre derechos de los trabajadores y las trabajadoras (seguridad social, jornada laboral…), cursos de preparación para el puesto de trabajo, de prevención de riesgos laborales y desarrollo de acciones positivas al y a la inmigrante mediante, por ejemplo, ayudas y/o reducciones fiscales al empresario o empresaria.
  • Demandar el desarrollo, por parte de la Administración, de medidas sociales, asistenciales, legales y efectivas para terminar con la explotación sexual y el tráfico de personas. Luchar contra el tráfico sexual de personas y las mafias que trafican con muchas jóvenes, violando sus derechos y conduciéndolas a una situación de exclusión social y discriminación y demandar que en los supuestos de explotación laboral, se establezcan mecanismos de protección a las víctimas que incluyan su documentación.



INTERCULTURALIDAD


  • Defender la igualdad de derechos y oportunidades en el acceso a la educación, garantizando este derecho a los y las jóvenes inmigrantes realizando una adaptación curricular específica a sus necesidades.
  • Garantizar el cumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño en todos los casos y en especial en la realidad de los y las menores no acompañados o acompañadas, ya que son éstos y éstas objeto de expulsiones y repatriaciones sin garantizarse las condiciones mínimas de vida digna.
  • Equiparar, por parte de la Administración competente, el acceso a los diferentes niveles de formación a partir de los 16 años a todos y todas los y las jóvenes de origen extranjero independientemente de su situación migratoria administrativa.
  • Facilitar y agilizar la convalidación y adaptación de los títulos universitarios de los y las jóvenes que han estudiado en otros países, estableciéndose mecanismos como los «cursos puente», la disminución y agilización de trámites, etc…
  • Solicitar a la Administración la concesión del permiso de trabajo contando con el permiso de estudiante.
  • Instar al desarrollo de mecanismos que posibiliten la continuidad de los estudios a partir de 16 años de los y las menores no acompañados o acompañadas sin necesidad del permiso de trabajo.
  • Favorecer el conocimiento y el intercambio de los distintos modelos educativos (país de origen a país de destino) con el fin de favorecer la integración y adaptación de los y las jóvenes inmigrantes al sistema educativo del país de acogida. Garantizar la figura del mediador o mediadora o tutor o tutora para favorecer este proceso, de modo que se apueste por una educación personalizada, especialmente en el caso de los y las jóvenes inmigrantes por las dificultades que implican como en algunos casos es el propio idioma, costumbres, cultura… sin necesidad de renunciar nunca a su identidad del país de origen.
  • Instar a los poderes públicos a la articulación de mecanismos para que el derecho básico de acceso a la máxima cobertura de la sanidad pública sea una realidad a la que puedan acceder todas las personas.
  • Denunciar las condiciones de explotación y abuso hacia la población inmigrante que se producen en el alquiler de una vivienda en algunos casos y que lleva a vivir a muchas personas en condiciones infrahumanas, con la consiguiente generación de guetos y hacinamiento. Desarrollar asimismo, medios por parte de la Administración para paliar estas situaciones de injusticia social.
  • Promover el asociacionismo de la juventud inmigrante, favoreciendo la creación de asociaciones y generando los mecanismos necesarios para la integración en las asociaciones ya existentes.
  • Favorecer mecanismos de participación de jóvenes inmigrantes sin la documentación tramitada, en las organizaciones juveniles.
  • Promover la creación de espacios de conocimiento e intercambio entre la juventud inmigrante y los del país de acogida, de tal forma que se potencie la participación social y la construcción de una sociedad intercultural.
  • Sensibilizar a los y las jóvenes del movimiento asociativo sobre la importancia de la educación intercultural como medio para favorecer la participación de la juventud inmigrante.
  • Trasladar una imagen positiva de la inmigración, luchar en contra de los prejuicios. Difundir la riqueza que aporta una sociedad intercultural.
  • Potenciar el