Discapacidad

¿Qué proponemos sobre la discapacidad?

Los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que este Título otorga a todos los ciudadanos.
Constitución Española, artículo 4

FACTORES SOCIALES Y AMBIENTALES


  • Valorar a las personas con discapacidad, no desde una perspectiva exclusivamente médica, sino desde los factores sociales y ambientales que rodean a la discapacidad:
  • mujeres con discapacidad
  • inmigración
  • accesibilidad del entorno
  • personas con discapacidad ante el empleo
  • personas con discapacidad ante la vivienda
  • personas con discapacidad ante la formación


DIVERSIDAD DENTRO DE LA PROPIA DISCAPACIDAD


  • Defender el principio de «diversidad» dentro de la propia discapacidad: físicos, psíquicos y sensoriales. Realidades muy diferentes con reivindicaciones y con necesidades muy diversas.



EMPLEO

  • Mejorar la capacidad de inserción profesional de aquellos colectivos de jóvenes más desfavorecidos o desfavorecidas social y económicamente.
  • Fomentar la capacidad de adaptación de las personas trabajadoras y de las empresas a la nueva realidad social y económica que modifica el mercado de trabajo.
  • Exigir el cumplimiento de la normativa vigente en materia de personas trabajadoras con discapacidad: que las empresas de más de 50 trabajadores o trabajadoras cubran un 2% de su plantilla con este colectivo.
  • Potenciar la política de discriminación positiva con aquellos colectivos que tienen especiales dificultades para insertarse en el mercado de trabajo tales como las mujeres, las personas con discapacidad y el colectivo inmigrante. Reivindicamos un trato desigual para situaciones claramente desiguales.
  • Desarrollar acciones que contribuyan al proceso de renovación e implantación de infraestructuras y políticas laborales y sociales que favorezcan al colectivo de las personas discapacitadas física o psicológicamente.
  • Impulsar la integración laboral de este colectivo a través de una equiparación formativa, salarial y de condiciones de trabajo, y no sólo a través de los incentivos fiscales y cuotas de la Seguridad Social a las empresas por parte de la Administración.
  • Reclamar la equiparación formativa, salarial y de las condiciones de trabajo.
  • Garantizar, a través de las políticas activas y pasivas, una verdadera inserción sociolaboral de los sectores más desfavorecidos de la sociedad, removiendo todos aquellos obstáculos derivados de la situación familiar (familias monoparentales, desestructuradas, mujer, inmigración, etc.).
  • Velar porque las Administraciones públicas, cuando tengan que externalizar sus servicios, lo hagan con empresas que sean capaces de cumplir y cumplan con la legislación.
  • Incrementar y promover la participación de todos los trabajadores y trabajadoras, especialmente entre los colectivos más desfavorecidos o en riesgo de exclusión en los órganos de representación de las empresas.
  • Denunciar el empleo sumergido con personas con discapacidad. No especular con la discapacidad.
  • Exigir que las Administraciones públicas contraten servicios o empresas que cumplan la legislación.
  • Demandar al Instituto Nacional de Empleo que incluya en sus estadísticas e informes a las personas con discapacidad, haciendo una diferenciación por el grado y tipo de discapacidad.
  • Plantear a las Administraciones públicas y al tejido económico y social la posibilidad de trabajar sobre la idea de accesibilidad para las propias personas con discapacidad de cara a la elaboración de proyectos dentro del ámbito de los nuevos yacimientos de empleo.
  • Realizar campañas de sensibilización para trabajar las situaciones de discriminación por motivos de discapacidad.



EDUCACIÓN


  • Formar al profesorado de cara a la realización de trabajos con infancia y personas jóvenes con discapacidades.
  • Trabajar en las aulas sobre la diversidad derivada de la discapacidad.



SALUD


  • Condenar el funcionamiento con el que se está operando en los servicios públicos sanitarios, ya que se tienen ideas y métodos de hace más de treinta años en algunos casos, más centradas en la discapacidad como enfermedad, a pesar de que la rehabilitación se debe fundamentar en un proceso continuo de valoración de las capacidades del sujeto y de las desventajas debidas a obstáculos materiales.
  • Denunciar la no actualización ni armonización de las leyes, como sería necesario para ordenar y coordinar una rehabilitación integral.
  • Reivindicar el desarrollo de políticas integrales que favorezcan la inclusión del colectivo de personas con discapacidad física, psíquica y sensorial.




INTEGRACIÓN


  • Facilitar el acceso de esta población a la educación, empleo, mantenimiento de ingresos, vida en familia, cultura, deporte y ocio, así como impulsar la investigación, planificación, legislación, coordinación y cooperación entre las organizaciones.



DEMANDAS AL MOVIMIENTO ASOCIATIVO


  • Dotar de independencia asociativa a la juventud con cualquier tipo de discapacidad.
  • Hacer accesible el movimiento asociativo juvenil a las organizaciones juveniles de personas con discapacidad; accesible en relación con los espacios físicos y a la organización de actividades.
  • Abrir espacios de participación en los propios Consejos de Juventud Autonómicos: modificación en el reglamento interno de cada uno de los Consejos de Juventud Autonómicos, con relación a la cuota del número de socios y socias, ya que suelen ser minorías que no pueden cumplir numéricamente las cuotas establecidas.



MUJER


  • Mayor protección hacia las mujeres con discapacidad, con respecto a situaciones de violencia contra las mujeres dentro del ámbito doméstico y público; ya que muchas veces se producen situaciones de indefensión cuando la víctima tiene que demandar al agresor. Esta indefensión viene determinada, en el caso de las mujeres sordas, por no existir intérpretes en las comisarías de policía.



RECONOCIMIENTO LEGAL DE LA LENGUA DE SIGNOS ESPAÑOLA


  • Denunciar el modelo de escolarización al no estar desarrollado suficientemente sobre todo para el alumnado con dificultades de la audición y el lenguaje.
  • Apoyar el proceso de reconocimiento legal de la Lengua de Signos Española iniciado por la Comisión Nacional de Juventud de la Confederación Nacional de Sordos de España.
  • Reivindicar que la Lengua de Signos Española cuenta con todas las características para adquirir el estatus de lengua reconocida legalmente.
  • Reconocer el derecho de las personas sordas a utilizar y acceder a los recursos e información a través de la Lengua de Signos Española, así como de las diferentes variaciones territoriales de la misma.
  • Reclamar el bilingüismo como el método educativo adecuado de las personas sordas y su incorporación en el sistema educativo público actual.
  • Reconocer a la comunidad sorda formada por personas sordas que utilizan un lenguaje común, la Lengua de Signos Española, y que se organizan en torno a su movimiento asociativo.
  • Considerar la figura del o de la Intérprete de Lengua de Signos Española como principal recurso de acceso a la información y a la comunicación para las personas sordas signantes.
  • Un importante paso hacia adelante para el reconocimiento legal de la Lengua de Signos, es la disposición final duodécima de la Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad, que regulará los efectos de la Lengua de Signos.