Desarrollo sostenible

¿Qué proponemos sobre desarrollo sostenible?

1. Todos tienen el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo.
2. Los poderes públicos velarán por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose en la indispensable solidaridad colectiva.
3. Para quienes violen lo dispuesto en el apartado anterior, en los términos que la ley fije, se establecerán sanciones penales o, en su caso, administrativas, así como la obligación de reparar el daño causado.
Constitución Española, artículo 45

DESARROLLO SOCIAL


  • Contextualizar los problemas ambientales con las políticas sociales y económicas y con los modelos de desarrollo.
  • Conjugar, para un desarrollo sostenible, el crecimiento económico, la protección del medio ambiente, el desarrollo social y la gobernabilidad.
  • Tomar conciencia entre los y las jóvenes y trasladar al resto de la sociedad que el medio ambiente y el crecimiento económico deben ir de la mano, no puede haber crecimiento económico sin tener en cuenta las consecuencias ambientales.
  • Lograr que la participación de la juventud nos capacite para tomar parte en la resolución colectiva de los problemas que en materia medioambiental se plantean.
  • Favorecer la cooperación para el desarrollo de los países pobres, de modo que se contribuya a la protección del medio ambiente.
  • Cambiar la forma de relacionarnos con el medio, ya que la forma de interactuar consigue cambiar la forma de pensar (pensamiento holístico).
  • Reivindicar una política integral de costas.
  • Reivindicar la práctica de una agricultura sostenible, priorizando el cuidado del medio ambiente a la productividad, ya que los cultivos agrarios pueden llegar a empobrecer el suelo.
  • Fomentar el cooperativismo juvenil en cuanto a la explotación de la agricultura y ganadería ecológica.
  • Reivindicar una política de ordenación integral del territorio, que tenga en cuenta el desarrollo sostenible y el cuidado del medio ambiente, el impacto ambiental, los propios ecosistemas, cadenas tróficas… utilizando racionalmente el suelo y protegiendo las zonas según las especies que en ellas habitan.
  • Demandar una política que limite el número de playas artificiales y campos de golf.
  • Solicitar la revisión de las prácticas tradicionales adaptándolas y obteniendo información para lograr soluciones ambientales, contando en todo momento con las comunidades cercanas en las que está el problema medioambiental.
  • Intervenir activamente en la aplicación de las normas jurídicas de protección de los intereses colectivos que representamos, entre los que el medio ambiente es uno de esos intereses colectivos que hay que proteger.
  • Considerar el desarrollo sostenible como una estrategia política aplicable y no como una mera declaración de intenciones. Hablar de desarrollo sostenible significa situarse ante una panorámica de mejora de la calidad de vida a escala global que, favoreciendo el desenvolvimiento endógeno de las comunidades humanas, sea acorde con las posibilidades de renovación de los recursos naturales y con la capacidad del sistema para absorber residuos, en un adecuado marco económico y tecnológico donde cada proyecto resulte viable y oportuno.


RECURSOS NATURALES, ENERGÍAS Y SOSTENIBILIDAD


  • Frenar el consumo de recursos naturales conjugando los cuatro principios de crecimiento económico, protección del medio ambiente, desarrollo social y gobernabilidad.
  • Cambiar el actual modelo de producción y consumo llamando a la responsabilidad de los consumidores y de las consumidoras haciendo que cobre mayor valor el coste ecológico que el económico.
  • Favorecer la realización de estudios sobre los costes de productos ecológicos frente a los no-ecológicos.
  • Organizar procesos de obtención y tratamiento de datos de la información y documentación en materia de consumo juvenil y realizar propuestas y puesta en marcha de alternativas relacionadas con esta realidad.
  • Analizar la situación actual en el ámbito de consumo juvenil, a través de seminarios, foros, etc… dotando de las herramientas necesarias para tomar conciencia del consumo desmesurado, las causas que lo provocan y consecuencias que conlleva.
  • Demandar el freno de los intereses de las grandes compañías energéticas basadas en el petróleo, ya que no permiten el desarrollo de las energías renovables.
  • Solicitar a la industria española el paso de energía no renovable a energía renovable en su producción.
  • Demandar la implantación del impuesto ecológico, a todos los niveles.
  • Continuar profundizando sobre las diferentes formas de producción de energía, prestando especial atención a la producción de energía nuclear por el peligro que supone y el coste de los planes de seguridad necesarios.
  • Defender el uso del transporte colectivo y público, para evitar la contaminación y preservar el medio ambiente.
  • Pedir un uso racional del agua, ya que es un recurso imprescindible que no puede ser tratado como un producto y cuyo uso industrial y doméstico debe tener el compromiso de devolución correcto para ser utilizado por otros y otras y se continúe sacando beneficio.
  • Demandar un mayor número de ayudas para que la implantación de la energía solar sea mayor, más rápida y más efectiva.
  • Luchar contra la desertificación, priorizando la lucha contra la extensión del fenómeno y no contra las propias zonas desérticas.
  • Defender la biodiversidad que posee España —la más rica de Europa—. Es fundamental demandar medidas de protección de dicha biodiversidad.
  • Sensibilizar sobre la importancia del reciclaje como medio para preservar los recursos existentes y la utilización racional de los mismos.


EDUCACIÓN AMBIENTAL Y MOVIMIENTO ASOCIATIVO


  • Favorecer el desarrollo en los y las jóvenes de capacidades para la vida en sociedad y en armonía con el medio ambiente contribuyendo a la creación de una verdadera conciencia medioambiental en la juventud.
  • Trasladar la necesidad de la responsabilidad ambiental a las personas y las entidades.
  • Sensibilizar al movimiento asociativo de las consecuencias del aumento del efecto invernadero y la responsabilidad que tenemos sobre este hecho.
  • Concienciar a los y las jóvenes y a la sociedad en su conjunto sobre la necesidad de proteger la atmósfera.
  • Defender la implantación de las Agendas 21 como herramienta para el trabajo medioambiental a nivel local.
  • Potenciar la educación ambiental, entendida como un proceso permanente en el que las personas y la colectividad cobran conciencia de su medio y adquieren los conocimientos, los valores, las competencias, la experiencia y, también, la voluntad capaz de hacerlos actuar, individual y colectivamente, para resolver los problemas actuales y futuros del medio ambiente.
  • Desarrollar políticas de educación medioambiental, destacando la importancia de incluir contenidos de desarrollo sostenible en la formación universitaria.
  • Potenciar en la educación todos los factores que aluden a la diversidad (biodiversidad, diversidad cultural...) y a la utilización racional del suelo, la ordenación territorial y la protección de zonas.
  • Reivindicar que en enseñanzas medias se dedique un tiempo a la semana específicamente a la educación ambiental.
  • Mejorar la información y formación de los y las jóvenes en medio ambiente a través de programas de acción coordinada orientados a la mejora de las conductas ciudadanas en relación con el uso de los recursos.
  • Favorecer la formación para el consumo responsable y sustentable en la educación reglada y no reglada mediante la elaboración de planes de formación y campañas de información.
  • Desarrollar, por parte del movimiento asociativo, y en concreto del Consejo de la Juventud de España, una actitud crítica en cuestiones medioambientales, que los lleve a actuar como órganos de presión política y con un posicionamiento público claro de defensa del medio ambiente.
  • Informar e implicar al movimiento asociativo en la importancia del trabajo en temas medioambientales, apoyando acciones e iniciativas de asociaciones y consejos de juventud en materia de educación ambiental.
  • Luchar por lograr un impacto sobre las decisiones, acciones y actitudes de las distintas instituciones y Administraciones, promocionando y fomentando las opiniones y preocupaciones de los y las jóvenes respecto al medio ambiente.
  • Apostar por el ecologismo como cauce de participación real en la defensa del medio ambiente y en una apuesta social por el desarrollo sostenible.
  • Todo lo anterior nos ha de llevar a reivindicar de manera activa desde el Consejo de la Juventud de España, para todas las instituciones responsables, el cumplimiento del Protocolo de Kyoto, como máxima concreción de las propuestas anteriormente desarrolladas.