Actividades y Programas

El voto a los 16, una reivindicación histórica del Consejo de la Juventud de España, comienza su trámite parlamentario

Derecho al voto a los 16 años
El Congreso de los Diputados dio ayer luz verde a una de las reivindicaciones y propuestas que el Consejo de la Juventud de España (CJE) reclamó a las diferentes fuerzas políticas en las pasadas elecciones del 20 de diciembre, se trata de la reducción de la edad mínima para votar a los 16 años. Comienza así el trámite de una medida que, a juicio del CJE, contribuirá a la salud democrática de nuestro país.
Para el Consejo de la Juventud de España se trata de una cuestión de coherencia y, por tanto, la razón principal de por qué la edad del sufragio ha de reducirse a los 16 años está clara: a pesar de que la mayoría de edad legal en nuestro país es a los 18 años, gran parte de las responsabilidades, los derechos y los deberes de la juventud como, por ejemplo, casarse, emanciparse, obtener un trabajo o tener causas penales, se adquieren al cumplir los 16. Asimismo, la formación obligatoria se finaliza a esa edad, lo que significa que los y las jóvenes cuando llegan a los 16 años han completado la educación secundaria obligatoria y han adquirido la madurez y los conocimientos básicos para ser ciudadanos y ciudadanas socialmente responsables. Por tanto, para el CJE, resulta incongruente que, en palabras de su presidenta, Julia Chica, “a un joven de 16 se le reconozca capacidades y responsabilidades y sin embargo se le niegue el derecho que le permite influir en las políticas que le afectan y ejercer su ciudadanía plenamente, como es el derecho al voto”.

Además, el Consejo de la Juventud de España, señala la importancia de otros motivos para este cambio en la ley electoral. En primer lugar este organismo, destaca razones de participación democrática. Según diferentes estudios, el grupo de edad de 16 y 17 años es el más reacio a participar en debates y en partidos políticos. Esto se debe fundamentalmente a que la motivación para participar activamente en los procesos de decisiones es mucho más bajo cuando no se tiene la posibilidad de influir realmente en los mismos.  Así, para el CJE, rebajar la edad del voto a los 16 años propiciaría una mayor participación de los y las jóvenes en la vida democrática.

Otra razón, apunta el CJE, serían los cambios demográficos. La composición del electorado ha ido cambiando en los últimos años y seguirá haciéndolo en el futuro. La esperanza de vida va creciendo y la proporción de jóvenes en la sociedad se va reduciendo. Así, la reducción de la edad del voto propiciará un mayor equilibrio electoral entre los más jóvenes y los más mayores.

En resumen, la participación democrática y los cambios demográficos, junto con la coherencia entre los derechos civiles y las responsabilidades hacen de esta propuesta una necesidad democrática que el Consejo de la Juventud de España viene reclamando históricamente y que desde ayer puede convertirse en una realidad.

Por último, el CJE celebra que se haya abierto este debate en el Congreso pero, al mismo tiempo, muestra su preocupación por que, dada la situación política pendiente de la formación de gobierno o de la repetición de elecciones, todo quede en papel mojado. Por ello, reclama su rápida tramitación y, en caso de nuevos comicios,  solicita a las diferentes fuerzas políticas que la propuesta se mantenga en su agenda y en el debate electoral.