Press release

El Consejo de la Juventud de España reclama más trabajo en prevención y más recursos económicos en la lucha contra las violencias machistas

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer
Ante la celebración mañana, 25 de noviembre, del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Consejo de la Juventud de España (CJE) quiere hacer público, un año más, su rechazo a esta lacra social y reafirmar su compromiso de seguir trabajando y luchando contra estos actos de barbarie. En lo que llevamos de año, 44 mujeres han sido asesinadas en nuestro país a manos de sus parejas o ex parejas, 10 de ellas menores de 30 años, y 8 menores han sido asesinados por violencia machista.
El Consejo de la Juventud de España subraya que no existe un perfil de víctima de cualquier tipo de violencia machista porque todas las mujeres pueden serlo, sin embargo, pone el foco en la juventud, tanto por el alto número de asesinatos de mujeres jóvenes que se han cometido este año como por los resultados del Barómetro 2017 de ProyectoScopio del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, en el que una de cada cuatro personas de entre 15 y 29 años considera algo normal que se dé violencia de género en el ámbito de la pareja.  Según la responsable de Derechos e Igualdad de Oportunidades del CJE, Carla Millán, queda claro que “el gran reto, a medio y largo plazo, es cambiar mentalidades y patrones de conducta culturales que aún hoy siguen siendo legitimados y, para ello, es imprescindible fomentar la sensibilización e información entre la población, para que toda la sociedad reconozca la gravedad y magnitud de este problema y que  consigamos combatir las agresiones machistas desde la prevención”.

El Consejo de la Juventud de España pide al Gobierno que ponga en marcha las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y cumpla con el compromiso de aumentar en 200 millones la partida destinada a la lucha contra las violencias machistas en 2018 en caso de que se prorroguen los Presupuestos Generales del Estado de este año. Para el CJE, urge una mayor coordinación entre las diferentes administraciones públicas que trabajan por combatir la violencia contra las mujeres y, sobre todo, que la aplicación de las medidas se adapte a las diferentes realidades y situaciones que viven las mujeres, como puede ser tener algún tipo de diversidad funcional, ser migrantes, jóvenes, mujeres de diferentes colectivos minoritarios, con menores a su cargo, etc.  Asimismo, el Consejo de la Juventud de España considera crucial que se aumente la protección de las mujeres que denuncian, así como la de los hijos e hijas de víctimas de violencia de género y recuerda que este año han sido asesinados 8 menores. En este sentido, el CJE resalta la necesidad de recordar que el culpable siempre es el agresor, nunca la víctima.

El Consejo de la Juventud de España reclama, por último, la necesaria implicación de la ciudadanía, de los agentes sociales, instituciones y medios de comunicación para avanzar en la lucha contra todo tipo de violencia machista acabando con los estereotipos de género y con los mensajes derivados del falso mito del amor romántico, como el que considera que los celos son una expresión de amor, y aboga por deconstruir este mito desde todos los frentes: en los cuentos infantiles, en la familia, en la escuela, en las redes sociales y, en especial, en los medios de comunicación que, por su capacidad de llegar a un público mayoritario y de establecer cánones y patrones culturales, deben convertirse, a juicio del CJE, en aliados para  acabar con la violencia machista. “La educación es imprescindible para acabar con un problema que tiene sus raíces en las desigualdades estructurales y en la discriminación que aún, hoy día, seguimos sufriendo las mujeres. La juventud hemos tomado el relevo en la lucha por los derechos y la libertad de las mujeres, pero hace falta un trabajo paralelo en prevención para poder  erradicar futuras conductas machistas y violentas, y contribuir así a la deconstrucción del modelo patriarcal”, sentencia Carla Millán.