Notas de prensa

El Consejo de la Juventud de España reclama que se garanticen los derechos de asociación de las personas menores de 18 años

Día Universal de los Derechos de la Infancia
Con motivo de la celebración hoy del Día Universal de los Derechos de la Infancia, el Consejo de la Juventud de España (CJE) quiere hace hincapié en la defensa del derecho de asociación de las personas menores de 18 años.
España, a través del artículo 15 de la Convención de Derechos del Niño de 1989, reconoce “los derechos del niño a la libertad de asociación y a la libertad de celebrar reuniones pacíficas”. Así mismo, el artículo 12 establece “el derecho a expresar su opinión libremente en todos los asuntos que afecten al niño, teniéndose debidamente en cuenta las opiniones del niño, en función de la edad y madurez”. Por otra parte, el derecho de asociación es un derecho fundamental consagrado en la Constitución Española en su artículo 22 y se encuentra específicamente regulado en la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación (LODA), que, en el artículo 2.2, reconoce que éste “comprende la libertad de asociarse o crear asociaciones, sin necesidad de autorización previa”.

Ahora bien, a pesar de esta base legal y jurídica, el Consejo de la Juventud de España denuncia que existen diversas limitaciones para los y las menores de edad a la hora de ejercer este derecho, debido, en primer lugar, a un criterio de edad; en segundo lugar, a la exigencia de contar con autorización; y en tercer lugar, debido al pago de tasas administrativas para la creación y registro de asociaciones.

A juicio del CJE, todas estas limitaciones se fundamentan en “la falta de conocimiento y formación sobre el derechos de participación infantil, la ausencia de fomento del mismo y la estigmatización existente socialmente sobre esta participación, cayendo en la sobreprotección, desconfianza y en la percepción de que las opiniones de las personas menores carecen de contenido y lógica”.

Así, el Consejo de la Juventud de España reclama, por una parte, la modificación de la LODA y de toda la legislación vigente que suponga una restricción en el ejercicio del derecho de asociación por parte de las personas menores de 18 años; por otra, la regulación normativa  de la asociaciones infantiles y estudiantiles en todo el Estado español; y por último, que todos los desarrollos normativos sean llevados a cabo contando con el diálogo y participación de las organizaciones infantiles, juveniles y estudiantes.